Arrancan los Préstamos de Ayuda a Empresas Golpeadas por el Coronavirus

El principal programa dirigido a que los patronos mantengan a sus empleados en nómina comienza hoy, viernes, según ha anunciado SBA.

“Estamos trabajando para que nuestros clientes comerciales puedan beneficiarse del programa Paycheck Protection, aprobado bajo la ley federal CARES tan pronto esté disponible”, dijo Elí Sepúlveda, responsable del Grupo de Crédito Comercial en Banco Popular.

“Comunicaremos a nuestros clientes los detalles de cómo pueden radicar solicitudes para préstamos bajo el programa, una vez la SBA publique las guías del programa en los próximos días”, sostuvo Sepúlveda.

Oriental Bank y FirstBank indicaron a este diario que aguardaban por las guías de SBA para comenzar a tramitar solicitudes.

“Lo importante es que cada empresario vaya buscando la documentación y busque ayuda de un contador público o de algún profesional que le asista para que pueda evaluar qué alternativas puede utilizar”, ya que la ley federal CARES “es complicadísima” y en ciertas instancias, una vez el empresario opte por alguna ayuda no podrá seleccionar otras provistas en el estatuto.

Según Rivera Robles, aunque en la isla, la mayoría de las empresas serían elegibles porque su fuerza laboral es menor de 500 empleados, CARES también provee apoyos a empresas grandes. Empero, en este momento, no hay claridad en torno a cómo el apoyo legislado para empresas de gran tamaño a través de CARES se hará disponible.

En síntesis, el plan de estímulo económico federal para empresas se centra en dos programas. El programa Paycheck Protection y el programa de préstamos por Daños Económicos por Desastre (EIDL, en inglés). Este último se aprobó en la primera ayuda suplementaria que otorgó unos $8,800 millones a gobiernos estatales y SBA para responder a la pandemia.

Las empresas que suscriban estos préstamos no podrán solicitar otros alivios como el crédito a través del Servicio de Rentas Internas por mantener a sus empleados en nómina, pese a la crisis.

¿Qué es Paycheck Protection Program?

El programa cuenta con una inyección de $349,000 millones a través de la ley federal CARES.

Según la guía informativa de SBA, empresas de menos de 500 empleados, contratistas independientes, y personas autoempleadas, al igual que organizaciones de Veteranos y entidades sin fines de lucro afectadas financieramente por la pandemia pueden solicitar préstamos bajo el programa.

El programa Paycheck Protection estará disponible hasta el 30 de junio de 2020.

“La SBA condonará estos préstamos si se mantienen todos los empleados en la nómina por ocho semanas y el dinero se utiliza para pagar la nómina, la renta, intereses hipotecarios y utilidades”, reza la página informativa de la agencia federal. “Pequeños negocios en la industria de hospedería y alimentos con más de una localidad también pueden ser elegibles si sus localidades individuales emplean menos de 500 trabajadores”.

De acuerdo con la SBA, al menos el 75% del dinero prestado sujeto a condonación debe haberse utilizado en el pago de nómina.

Guzmán López de Victoria subrayó que la totalidad del préstamo no será condonado y la cuantía máxima a otorgarse serán $10 millones o el promedio de la nómina pagada por un múltiplo de 2.5.

Según el contador público, la cuantía a determinarse considerará ocho semanas a partir de la fecha de originación del préstamo y no se condonará el pago de salarios si estos rondan $100,000 o más. El patrono debe mantener su nómina hasta junio de 2020.

La SBA advierte que la condonación del préstamo descansa en que el patrono mantenga o recontrate los empleados cesanteados en medio de la pandemia. La condonación puede reducirse si el número de empleados a tiempo completo en la empresa o los salarios que se pagan disminuye.

El pago de los préstamos podrá postergarse por seis meses, no se requerirán colaterales o garantías personales y según la página informativa de SBA, la agencia federal y los bancos no podrán cobrar cargos por tramitar el financiamiento a pequeños negocios. El balance que quede del préstamo, es decir la cantidad que no se condone, será pagadera en dos años.

Préstamo por daños económicos a causa de un desastre

Según Rivera Robles, otra alternativa de préstamos se aprobó a través del primer paquete de ayuda para hacer frente a la pandemia.

Dicho préstamo, también disponible a través de SBA, se identifica como el Economic Injury Disaster Advance Loan (EIDL).

Según Rivera Robles, el EIDL otorga capital por hasta $2 millones, pagando una tasa de interés que ronda el 3.75%. Las organizaciones sin fines de lucro pueden solicitar préstamos EIDL pagando una tasa de interés de 2.75%.

El programa disponible en todos los estados y territorios, se activa en la jurisdicción una vez su gobernante coordina que dicha ayuda sea provista por la SBA y se emite una declaración de desastre.

Según SBA, el vencimiento de estos préstamos podría extenderse hasta 30 años, pero ello dependerá de la capacidad de pago para repagar el financiamiento.

Bajo este mismo programa, según la página informativa de SBA, los pequeños comerciantes pueden solicitar un préstamo “de adelanto”.

Este adelanto podría ser de hasta $10,000 y no tendrá que ser repagado. El adelanto de efectivo, reza la página informativa de SBA, “proveerá alivio económico a negocios que al presente, experimentan una pérdida temporera de ingresos. Los fondos se harán disponibles a la empresa en un período de tres días, luego de que la solicitud sea aprobada.

“Este préstamo de adelanto no tendrá que repagarse”, reza la página informativa de SBA en la que incluso provee el vínculo para tramitar la solicitud en línea. Esto, aunque la agencia federal no ofrece detalles adicionales acerca de los requisitos de elegilidad o condiciones para el uso de fondos.

Editado.

Fuente: El Nuevo Día / 3 de abril 2020

Deja un comentario

diecinueve − doce =