Benito Santiago Brilla Por Luz Propia

El hijo del expelotero Benito Santiago ha dado un gran salto en su carrera durante la serie final.

Indistintamente de lo que sucedió anoche en el sexto juego de la serie final del BSN, el nombre de Benito Santiago, hijo, está sonando por ‘luz propia’.

El delantero de los Vaqueros de Bayamón no solo ha jugado en gran nivel en la serie final ante los Capitanes de Arecibo, sino que se quedó jugando de titular en el cuadro del dirigente Nelson Colón a partir del tercer partido.

Adquirido por los Vaqueros vía un cambio con los Atléticos de San Germán en el 2017, Santiago ha elevado su nombre en la final que podía culminar ayer si los Capitanes se alzaban con un triunfo en el partido que se jugaba al cierre de esta edición. Ahora bien, su nombre ya era reconocido porque en la Ciudad de las Lomas tuvo dos temporadas de promedio de puntos en doble dígitos, y porque lleva el nombre de su padre, el exreceptor de las Grandes Ligas, Benito Santiago.

“Hice nombre en esta liga en San Germán, que me abrió las puertas. Ese fue Bobby (Porrata) que me trajo para allá. Pero el cambio salió bien porque mira en dónde estamos”, dijo Santiago, de 29 años y quien llegó desde San Germán junto al cubano Ysmael Romero a cambio del canastero nacional Alexander Franklin, Paul Graham y Tyler Polo.

En la final, Santiago ha presentado juegos de estámina con 36 y 37 minutos jugados. También ha tenido juegos productivos, determinantes para las victorias de su equipo, con 15 puntos en 19 minutos.

Benito debutó con Mayagüez en 2013, al año siguiente del campeonato de los Indios. También jugó para los Maratonistas de Coamo en el proyecto de Allans Colón y en donde hizo nombre el armador Jezreel de Jesús.

Su nombre ha sonado, en fin, con luz propia, sin necesidad de que le recuerden que es hijo del exreceptor de las Grandes Ligas que fue Novato del Año con los Padres de San Diego en el 1987 y quien resurgió en los Gigantes de San Francisco y de Barry Bonds luego de un grave accidente de tránsito.

De hecho, Santiago contó que al entrar a universidad no pudo pasar desapercibido en el departamento atlético de la Universidad Jacksonville en Texas, a la que fue a jugar becado por baloncesto. Detalló que el dirigente de béisbol de la universidad le invitó a practicar con el equipo por ser solamente hijo del receptor que sacaba corredores sentado.

“¿Quién no conocía a papi?, preguntó Santiago, quien a la larga hizo el equipo de béisbol y por dos años jugó ambas disciplinas, a nivel universitario logrando ser seleccionado en el sorteo de novatos de las Grandes Ligas del 2010 por los Cachorros de Chicago en la ronda 31.

“Pero no llegamos a un acuerdo y lo tomé como una señal para seguir jugando baloncesto. Supe que el baloncesto era para mí, y aquí me quedé”, dijo el canastero de 6’5” de estatura que jugó como primera base y jardinero.

No es el único Benito Santiago hijo del exgrandeliga que debe brillar por luz propia porque Benito Iván Santiago es otro hijo de ‘Beno’ que juega pelota y que fue escogido en el sorteo de novatos de este año por los Cardenales de San Luis en la ronda 34.

“Está en donde tiene que estar”, dijo Santiago hijo de su hermano receptor egresado de la Universidad de Tennessee. “Tiene talento y, si Dios quiere, va a llegar a Grandes Ligas”.

Editado

Fuente:  primerahora.com

 

Deja un comentario

dieciseis − 12 =