Boletín de Octubre del Programa Puedes

El Programa Puedes del Departamento de Educación Municipal de Bayamón te informa:

¿Qué es la Espina Bífida?

La espina bífida es una malformación congénita en la que existe un cierre incompleto del tubo neural al final del primer mes de visa embionario y posteriormente el cierre incompleto de las últimas vértebras. Se pueden producir daños, además de que las láminas de una o más vértebras no se terminan de formar. Como consecuencia, se crea una abertura en la vértebra. También se pueden producir daños en la médula espinal y en la columna. Existen varias modalidades de esta condición, a saber:

1. Espina bífida oculta: es la variante más leve y consiste en una abertura en una o más vértebras. Al tratarse de un orificio bien pequeño, no afecta la médula espinal ni ramificaciones nerviosas. Por lo general, no hay efectos mayores, ni se requiere tratameinto específico.

2. Espina bífida manifiesta: es una abertura en una o más vértebras. En este caso, la abertura en la vértebra es más grande que la oculta. Esta modalidad a su vez se subdivide en dos tipos:

A. Neningocele: es considerado el tipo menos frecuente. La abertura es lo suficientemente grande como para que se salgan las meninges (cubierta portectora que rodea la médula espinal). Lo anterior provica que el infante nazca con una membrana en forma de saco que cubrirá esas meninges. Por lo anterior, su manejo requiere una ciruigía de espalda.

B. Mielo memingocele: es el tipo más severo y frecuente de espina bífida. Se produce cuando una porción de la médula espinal sobresale a través del agujero en la vértebra y la espalda. El infante nacerá con una membrana en forma de saco que cubrirá la porción de la médula espinal y las raíces nerviosas. En algunos casos, la membrana o saco que se compone de piel o una cubierta fina; en otros, los tejidos y niervios están expuestos. Los que sufren esta variante, experimentan incapacidades motrices permanentes y graves daños neuronales. Las características más frecuentes de esta variante son:

                      • Debilidad muscular en el área inferior de la lesión a causa del daños en la médula espinal.
                      • Insebilidad total o parcial en el área inferior de la lesión a causa del daño en la médula espinal.
                      • Incontenencia de instestino y vejiga (pobre control de esfíteres).
                      • Un setenta por ciento (70%) de los pacientes con espina bífida manifiesta, desarrolla hidrocefalia. La condición de hifrocefalia consiste de la cumulación excesiva de fluido cefalorraquídeo o fluido cerebro espinal (FCE) en la cabeza.

Para tratar las diversas variantes de las condiciones de espina bífida e hidrocefalia, se ha identificado que resulta indispensable contar con los servicios médicos de las siguientes ramas de la medicina: neurocirugía, fisiatría, ortopedia, urología, nefrología, pediatría, oftalmología y neurología, entre otras. Además, es importante contar con servicios de intervención temprana, asistencia tecnología, educación especial y rehabilitación vocacional.

Para más información nos puede contactar al (787)781-6655 ext. 3410
¡En Bayamón, nos preocupamos por tí!

Deja un comentario

nueve + doce =