Buena Señal el Registro de Wesley Vázquez en Hungría

El segundo lugar del bayamonés Wesley Vázquez en la prueba de 600 metros que corrió este miércoles en el Gyulai Memorial en Hungría, es una buena señal para su entrenador, en lugar de verlo como una victoria que se le escapó en los metros finales.

Y es que el registro del Vázquez de 1:15.31, llegando detrás del estadounidense Donovan Brazier (1:15.07), permite hacer una proyección positiva al entrenador Carlos Guzmán, que hubiera significado un gran tiempo para Vázquez en los 800 metros, su especialidad.

Además, Guzmán recordó que se trata apenas de la primera carrera oficial de Wesley tras cinco meses de inactividad por la pandemia de COVID-19. A eso hay que añadirle que hace apenas cinco días viajó desde la isla hacia el Viejo Continente.

Cuando se le pidió al técnico que proyectara cuál hubiera sido el crono aproximado de Vázquez en los 800, tomando como base el tiempo de 1:15.07 en los primeros 600 metros, Guzmán respondió de manera particular.

Aprovechando su fortaleza y velocidad, Vázquez atacó el paso cuando los corredores de vanguardia se aproximaban a la penúltima curva del óvalo. Asumió la delantera y ya en la última curva parecía que se despegaría, pero Brazier fue dándole alcance hasta rebasarlo casi llegando a la meta.

“Puedo decir que es una carrera atípica. Nunca había visto un 600 metros por carriles. No sé si lo hicieron por el COVID-19. Realmente nadie me pudo decir. Fue una carrera en la que Wesley nunca vio a Donovan, que estaba detrás de él. Él fue quien escogió los carriles. Es un tiempo que me parece muy bueno”, destacó Guzmán.

En efecto, no parece estar muy lejos de su mejor registro en la distancia de 600 metros, que es de 1:14.85, según consta en su perfil de la federación internacional de atletismo, la World Athletics.

En otras palabras, su registro en Hungría es notable pues Guzmán indicó que aparte de ser la primera carrera oficial de Vázquez en meses, y de que acababa de bajarse de un avión, las condiciones en Hungría no fueron las más adecuadas para ningún atleta.

“La pista aunque era excelente tenía un viento en contra. Creo que pudieron haber hecho mejor récord. Si llega a ser como se hace tradicionalmente, de correr (los primeros) 100 metros y cortar (hacia el carril número uno) como en 800, pudieron haber hecho 1:14 bajitos, aun con el viento en contra. No habían las condiciones”.

Basado en ese análisis y el tiempo de Wesley, es que Guzmán se siente satisfecho.

“Estamos contentos y satisfechos con la actuación de Wesley…”

Corrió de nuevo ante el campeón mundial vigente

Guzmán además recordó que Brazier es el campeón vigente del mundo, luego de su triunfo en el Mundial de Atletismo de Doha, Catar en 2019, en cuya final de los 800 Vázquez concluyó en una quinta posición. Brazier ganó el oro en esa prueba con 1:42.34, la mejor marca de la disciplina en la historia de un Mundial. Vázquez en tanto, hizo 1:44.48.

“Creo que en esos 15 metros (finales) se escapó la victoria. Creo que fue de buen nivel”, dijo.

Apenas 24 centésimas de segundo separaron a Vázquez de Brazier.

A Vázquez le espera una nutrida agenda de competencias durante las próximas seis semanas, incluyendo varias paradas de la prestigiosa Liga Diamante.

“Estamos apenas con cinco días de haber llegado de Puerto Rico. Todavía con los efectos del ‘jet lag’. Así que el trabajo de estas 12 semanas (entrenando) se hizo. Creo que fue una buena carrera y espero que todos estén orgullosos de ese desempeño que ha cobrado titulares en la prensa de atletismo a nivel mundial. Había muchas expectativas”, concluyó el entrenador nacional, no sin antes indicar que en septiembre se hará una evaluación completa de Vázquez y de Arroyo, poniedo en perspectiva los planes para 2021.

Vázquez está clasificado desde el año pasado para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, que tuvieron que ser aplazados hasta el 2021 por la pandemia.

Editado.

Fuente: El Nuevo Día / 19 de agosto 2020

Deja un comentario

quince + 4 =