Con Joya Monticular de José Berríos los Mellizos Doblegaron 2-1 a los Indios de Cleveland

El apagón en Puerto Rico incrementó las ganas de juego.

En lo que fue un reñido y largo duelo de lanzadores en el estadio Hiram Bithorn, los Mellizos de Minnesota, apoyados en una gran gestión monticular del lanzador bayamonés José Berríos, vencieron esta noche 2-1 a los Indios de Cleveland en 16 entradas para así cerrar con una división de honores en la llamada Serie de Puerto Rico.

El guardabosque boricua Eddie Rosario anotó la carrera de la victoria gracias a un sencillo de Ryan LaMarre en el duelo más largo de Grandes Ligas en la Isla. El juego más extenso duró 14 innings y fue cuando los Angelinos de Anaheim y Expos de Montreal se enfrentaron el 5 de junio de 2003.

Un cuandrangular solitario de Edwin Encarnación en la entrada 14 permitió que los Indios anotaran su primera carrera del kilométrico choque. El dominicano Miguel Sanó no tardó en ripostar el ataque de los Indios, para desaparecer también la esféride.

Berríos lanzó por epacio de siete entradas completas por los Mellizos, no permitió carreras y retiró a unos 16 bateadores de forma seguida. El bayamonés, además, abanicó a cinco y permitió tres imparables.

Carlos Carrasco, de los Indios, también lanzó siete innings y ponchó a siete bateadores.

Fue la primera ocasión desde 2010 que las Mayores celebra partidos oficiales de la temporada de MLB en la Isla.

Las últimas dos novenas en jugar un choque en el Bithorn fueron los Marlins de Florida y Mets de Nueva York.

Berríos abanicó a su compatriota Francisco Lindor en el primer turno del partido, dando paso a que luego le conectaran dos imparables. No obstante, con elevado de Edwin Encarnación, el bayamonés no permitió anotaciones en el primer inning.

Tras Carrasco, de los Indios, silenciar los bates rivales en la parte baja del primer inning, ambas novenas se fueron sin anotaciones.

A su regreso a la lomita, Berríos acabó el episodio con ponche a Bradley Zimmer, constatando que el choque se encaminaba a un duelo de lanzadores.

Para el tercer y cuarto episodio, ambos pitchers prosiguieron con su dominio en el juego y solo una sensacional atrapada del inicialista Joe Mauer, puso un poco de acción.

Los Mellizos amenazaron la labor de Carrasco en la parte baja del quinto inning, pero el venezolano solventó el episodio y Minnesota desperdició a dos hombres en base.

Berríos inició la sexta entrada tacaño, como los innings anteriores, y la segunda base de los Indios, Jason Kipnis, evitó con una gran jugada defensiva que Eddie Rosario ‘librara’ el primer inatrapable de un boricua en el choque.

Luego de un séptimo inning en blanco, al inicio del octavo, el dirigente de los Mellizos, Paul Molitor, optó por sacar del juego a Berríos a pesar de acumular 84 lanzamientos. Hasta ese momento el bayamonés había retirado 16 bateadores consecutivos.

Addison Reed y Fernando Rodney relevaron al puertorriqueño en las siguientes entradas hasta el inicio de los extra innings, en donde entró por los Mellizos el relevista Zach Duke.

Editado

Fuente: elvocero.com

Deja un comentario

dieciseis − cuatro =