Danny Rivera

Danny Rivera Ilumina con Su «Parranda de Cariño»

El cantautor presenta cuatro conciertos en Guaynabo, Bayamón, Yabucoa y Arecibo para llevar esparcimiento a quienes aun están en penumbras.

Con el título de “Verde que te quiero verde”, el cantante Danny Rivera ofrecerá una serie de conciertos gratuitos en los pueblos de Guaynabo, Yabucoa, Bayamón y Arecibo, donde a partir del 3 de enero espera llevarle a la gente un rato de esparcimiento en estos tiempos de penumbra económica.

El espectáculo, en el que el artista estará acompañado por sus músicos bajo la dirección de Martin Nieves, es auspiciado por el Café Mami.

“Este proyecto se da gracias a una conversación que tuve, a través de la productora Angie García, con la gente del Café Mami, que deseaban llevarle música al pueblo con entrada gratis para darles un poquito de cariño. Los pueblos en que vamos a cantar fueron elegidos por la empresa, que además estarán repartiendo regalos; ellos ya los han estado ayudando. Entonces les dije, ‘quiero cantarle a mi gente en unidad lumínica a través de la música para que nos llene a todos de luz”, compartió Danny.

Explica el intérprete de “Amar o morir” que más que un concierto, lo que presentará en esos pueblos será “una parranda de cariño, de amor” durante casi hora y medio en escena.

“Hasta que la gente se canse y yo encantado, porque recuerdo que en las otras desgracias que hubo por huracanes, junto a mis músicos nos íbamos a llevar música y eso nos causaba una alegría inmensa, porque nos reíamos de nuestras propias desgracias”, aseguró.

Aunque acepta que tuvo pérdidas en su casa de Guavate, hay cosas que le duele más que otras.

“Las bufandas todas se mojaron y ya no sirven para nada. Boté un montón y no me puse ni a contarlas para no llorar”, bromeó y agregó que no tuvo problemas con sus túnicas, porque “esas estaban en otro sitio”.

Ya más serio, reveló que las pérdidas son su mayor abundancia.

“Ahora con lo que no tengo voy a ser feliz. En este momento tengo tanto; energía, salud, y la voz lista para cantar. Tengo el deseo de servir en lo que sea y eso me da la alegría de que no tengo nada, pero tengo todo, así que lo que me llevó el huracán lo tengo conmigo”.

Expresó el también compositor que en este momento de su vida se encuentra en armonía.

“Estoy en la lucha de siempre y en la cantata de la vida, que espero no termine nunca, aunque algún día será. Pero tenemos que seguir en el trabajo de la música y disfrutando de ella”.

Por otro lado, el 27 de diciembre, Danny se presentará en la Fundación Nacional para la Cultura Popular en San Juan y el 29 de diciembre en la librería El Candil en Ponce, en la que cantará una serenata y conversará con el público.

“Tomaremos café, vino y hablaremos de los libros nuevos”.

El artista vive entre Puerto Rico y República Dominicana, país que le concedió la ciudadanía.

“Soy boricua, no se vivir fuera de Puerto Rico, lo he tratado en la época en que me fui a vivir a España y tuve que regresar. Pero afortunadamente tengo otro lugar en el que me quieren y me apoyan, que es la República Dominicana. Gracias a ellos existo y trabajo, y lo valoro mucho e intento devolverles lo mismo siendo solidario, al igual que lo soy aquí”.

Editado

Fuente:  endi.com

Deja un comentario

doce − siete =