El Boys and Girls Club Crea un Oasis en la Ciudad Tras el Huracán

En Las Margaritas, Isabela, Bayamón y Viequesse establecieron centros de apoyo a residentes.

Tras el paso del huracán María, Boys and Girls Club se convirtió en una de las organizaciones pilares en la recuperación del país y fue desde su centro ubicado en el complejo de vivienda Las Margaritas donde se tejió una red de apoyo comunitaria que continúa brindando asistencia.

La casa club de Las Margaritas, en Santurce, fue uno de los cuatro centros de acopio que estableció la comunidad. Los tres restantes fueron localizados en Isabela, Vieques y Bayamón. Desde allí -gracias a alianzas contra otras comunidades- ayudaron a miles de familias con alimentos, agua y artículos de primera necesidad.

Joan Rivera Carrión, directora de Operaciones de la organización, indicó que hasta mediados de noviembre estuvieron enfocados en otorgar esa primera respuesta inmediata entre las comunidades que por años los han acogido. No obstante, tras dos meses de dejar a un lado lo que es su principal enfoque, la educación, identificaron la urgencia de retornar a sus raíces y de otorgarle una comida caliente diaria.

“A mediados de noviembre, empezamos a ver que nuestros niños seguían en una carencia, no iban a la escuela y notamos como equipo que se estaba elevando el hambre y ahí es que los centros de acopio se redirigen hacia la comida para nuestros niños”, explicó Rivera Carrión.

Durante la emergencia, el club de Las Margaritas contó con el apoyo de 710 voluntarios. Además de proveer asistencia inmediata, se ofrecieron servicios de psicología, asistencia para solicitar ayuda federal, asistencia legal y actividades de recreación. Entregaron 1,051 canastas de alimentos y 8,363 comidas calientes.

“Nos dimos cuenta de que nuestros niños, después de la crisis, necesitaban rutina, necesitaban acompañamiento y distracción. No trabajamos nuestros servicios como lo hacíamos previo a la emergencia… Era darle ese oasis después de lo que pasaron”, subrayó Rivera Carrión.

El centro de apoyo sirvió a residentes de las comunidades de Canteras, Playita, Barrio Obrero, Las Margaritas, El Mirador, Villa Kennedy, Las Casas y Buen Consejo, entre otras familias que llegaban desde áreas más lejanas.

“Concurrentemente con las alianzas y con aliados inversionistas, pudimos retomar la recuperación del servicio inicial, que es la educación y añadir comidas calientes todos los días para nuestros niños”, dijo.

La meta inmediata de la organización -la cual hasta ahora llevan exitosamente gracias a la colaboración de Friends for Puerto Rico- es mantener el servicio de ofrecerle comida caliente a sus 235 participantes.

“Empezamos a buscar a los niños que no estaban llegando, empezamos a llamarlos y a retomar nuestra oferta académica poco a poco”, indicó José Santos Molina,director de la casa club de Las Margaritas, al sostener que el servicio se extendió a la comunidad, especialmente al sector de adultos mayores.

En Las Margaritas, la mayor necesidad eran alimentos, agua y servicio de salud ante el surgimiento de brotes y la falta de medicamentos en áreas cercanas.

Hoy día, aún hay áreas de la comunidad sin luz. El día de la visita, la organización trabajaba con generador eléctrico, lo que aún crea incertidumbre en los menores.

“La educación tiene que ser una prioridad. Ese estigma de que los niños no quieren educación, eso no es real”, dijo Santos Molina.

Sobre qué aprendieron y qué retienen, Rivera Carrión destacó el enlace comunitario con el sector al que le ofrecen el servicio, una parte fundamental de su visión.

“Necesitamos enfocarnos en nuestros participantes y sus familias para realmente romper el ciclo generacional de la pobreza.”, dijo Rivera Carrión.

Destacó, igualmente, el liderazgo compartido y el rol esencial que juega en situaciones como la que atravesó el país, en donde el trabajo comunitario era esencial para la recuperación. “Durante María teníamos que ayudarnos más. Teníamos que capitalizar en nuestras fortalezas, teníamos que creer en nuestra red y darnos ese apoyo emocional”, sostuvo.

Mejorar la comunicación y el plan de emergencia son dos áreas que continúan fortaleciendo.

Editado

Fuente: endi.com

Deja un comentario

seis + 2 =