Estos son los Planes de Seis de las Principales Universidades ante el Coronavirus

Universidad de Puerto Rico planifica para varios escenarios a la vez

La administración de la Universidad de Puerto Rico (UPR) evalúa los posibles escenarios bajo los cuales los 11 recintos del sistema universitario darán clases el próximo año académico.

Aún si fuera posible regresar físicamente a los salones de clases, la institución tomaría medidas para promover el distanciamiento social, advirtió. Asimismo, evalúan continuar con la enseñanza completamente a distancia, así como una combinación de ambas modalidades.

“Todo depende de las órdenes ejecutivas y de las prácticas que provean la mayor seguridad y cuiden la salud. También, teniendo en mente que tiene que ser un espacio físico en que el estudiante se sienta cómodo y las familias se sientan seguras”, indicó.

Haddock Acevedo adelantó que la decisión se anunciará en unas semanas. Aunque se prevé que todos los recintos operarán de la misma manera, tendrán flexibilidad en caso de ser necesario ofrecer cursos de forma distinta, señaló el presidente de la UPR.

Mientras, se evalúa cómo se manejará la transformación a modalidad de distancia del 5% de los cursos que no se pudieron ofrecer una vez se interrumpieron las clases presenciales. Asimismo, se evaluarán de forma individual los casos de estudiantes que tengan limitaciones en el acceso a equipo tecnológico o a conexión a internet.

Universidad Interamericana valida su estrategia

La experiencia de la Universidad Interamericana en el ofrecimiento de 66 programas académicos y más de 4,000 cursos en línea facilitó la movida hacia una educación completamente a distancia a mediados del semestre, y es la base para la planificación que hacen de cara al próximo año académico, indicó el presidente de la institución, Manuel Fernós.

Ante la incertidumbre por la evolución de la pandemia, aún no se ha decidido cómo operará el sistema universitario a partir de agosto. “En este escenario, nos preparamos para estar desde 100% remoto hasta 50% remoto”, señaló Fernós, al reconocer que los salones repletos de estudiantes ya no serán la norma.

Fernós adelantó que ampliará la estrategia de “salones virtuales” que implementaron este semestre. Si las directrices del gobierno lo permiten, los profesores ofrecerán los cursos desde los recintos, aunque los estudiantes no estén allí con ellos.

El presidente universitario señaló que para ellos es vital el apoyo a los docentes, por lo cual entregarán computadoras y equipo tecnológico que les permita ofrecer sus cursos. El acceso de los estudiantes a la tecnología es otro reto, por lo cual señaló que presentó una propuesta ante la Asociación de Colegios y Universidades Privadas para que se le solicite a la gobernadora Wanda Vázquez que se permita que algunos estudiantes puedan ir a los recintos, con medidas de protección, a usar computadoras para exámenes finales o conectarse a internet.

“Ningún presidente de universidad quiere tener en su conciencia que un estudiante se contagia y pierda la vida por abrir presencial”, señaló Fernós. “Así que las universidades tenemos que buscar formas distintas de hacer las cosas, pero tomando todas las medidas de seguridad”, añadió.

Estrenan programas en Sagrado Corazón

Ni los terremotos ni la pandemia del coronavirus detendrán el estreno en agosto del nuevo proyecto académico en la Universidad Sagrado Corazón (USC), a través del cual se rediseñó la mayoría de los programas académicos, detalló el presiente Gilberto Marxuach.

La gran interrogante, no obstante, es si los cursos se ofrecerán a distancia o de forma presencial. La decisión se tomará pronto, sostuvo el líder universitario.

“Nos estamos preparando para todos los escenarios. Nos estamos preparando para una presencialidad. Si fuera posible regresar al campus, ¿cómo regresamos, cómo rediseñamos los espacios?”, indicó.

“Si fuese virtual, ¿qué tenemos que poner en vigor para ofrecer todas las clases? Todas las variaciones entre medio de estos dos escenarios, tenemos que trabajarlos”, añadió.

Este año, se celebra el aniversario 140 del establecimiento en la isla de la misión educativa de la Sociedad del Sagrado Corazón de Jesús, las religiosas cuyo colegio precedió la fundación de la universidad.

Marxuach destacó que, bajo los programas académicos rediseñados, los estudiantes tendrán más oportunidades de diversificar sus áreas de estudio. Todos los alumnos de bachillerato tendrán una concentración principal, una concentración secundaria o menor, y desarrollarán un proyecto de emprendimiento, entre otros cambios.

“La educación en Sagrado va a darle prioridad al aprendizaje activo, el aprender mediante la acción creativa del estudiante. Se va de la acción, a la teoría y la práctica”, dijo.

Marxuach indicó que identificaron que el 13% de su matrícula actual informó no tener equipo adecuado para estudiar en línea.

National University continúa a distancia

Los estudiantes de los seis recintos y 13 centros de extensión de National University College (NUC) continuarán, por el momento, tomando sus cursos a distancia, lo cual se extenderá al año académico que comienza el agosto, informó el presidente de la institución, Michael W. Bannett.

“Nuestro calendario académico es continuo, lo que quiere decir que no tomamos descanso ni en junio, ni julio. Para el término de agosto, hemos estado trabajando para que los recintos y centros de extensión continúen las clases teóricas a distancia”, informó.

Bannett destacó que planifican que las clases de laboratorios y las prácticas se puedan ofrecer de forma presencial. Para lograrlo, establecerán medidas de control adicionales, como limitar los grupos a 10 personas o menos, requerir el uso de equipo de protección y colocar desinfectantes en áreas comunes.

Apuestan a la tecnología en la Universidad Ana G. Méndez

Una combinación de educación a distancia y clases presenciales para pequeños grupos de estudiantes sería el escenario ideal para estrenar el año académico 2020-2021 en la Universidad Ana G. Méndez (UAGM), detalló el presidente José F. Méndez Méndez.

No obstante, la decisión final sobre cómo se atenderán a los estudiantes en sus tres recintos y 12 centros universitarios aún no se ha tomado. El acceso de los estudiantes a herramientas tecnológicas y conexión fiable a internet es una de las preocupaciones mayores, señaló.

“Espero que esto vaya bajando de intensidad un poco, pero sí estamos claros que no vamos a poder volver al 100% a clases presenciales”, expresó el presidente universitario. “Esta situación del virus va a trastocar y va a obligar a todas las universidades a repensar cómo llevamos a cabo nuestra educación”.

Méndez Méndez explicó que crearán una División Virtual, que hará posible que los profesores ofrezcan clases desde sus salones. Los estudiantes se podrán conectar a esos cursos de manera remota o ubicados en otros salones en grupos de cinco, detalló Méndez Méndez.

Una de las grandes apuestas de la UAGM será transformar su canal de televisión, Sistema TV, en un centro de telecomunicaciones que pueda conectar todas sus unidades académicas y a través del cual se transmita contenido educativo, adelantó Méndez Méndez. Asimismo, están en conversaciones con empresas de telecomunicaciones -como Liberty y Claro- para ver qué soluciones se pueden proveer a los estudiantes.

Méndez Méndez sostuvo que la pandemia ha provocado pérdidas a la institución, que el mes pasado ordenó una reducción en el salario de los empleados. Por el momento, descartó medidas económicas adicionales.

“No es sencillo tú ajustarte a una nueva manera de estudio”, indicó.

Pontificia Universidad Católica proveerá equipos a estudiantes necesitados

Los tres recintos de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico (PUCPR) darán la mayoría de sus clases a distancia el próximo semestre como medida para evitar los contagios con coronavirus, adelantó el presidente de la institución, Jorge Vélez Arocho.

Ante ese reto y conscientes de las limitaciones que enfrentan sus alumnos, Vélez Arocho indicó que prevén realizar una fuerte inversión para proveerles las herramientas que necesitan.

“Nosotros vamos a estar poniendo, en las próximas semanas, fondos importantes para ayudar a los estudiantes que no tienen acceso a computadoras y no tiene acceso a internet. Les estaremos dando esas computadoras y el ancho de banda que necesitan para conectarse a sus clases”, señaló, al destacar que aún no tienen números finales sobre esta compra.

En cuanto a las clases en laboratorios, el líder universitario indicó que, si las directrices gubernamentales lo permiten en agosto, establecerían grupos pequeños que acudirían a los recintos, con las medidas de protección necesarias.

Esta decisión permitirá que los estudiantes y sus familias discutan desde ya si es necesario alquilar un hospedaje en caso de vivir lejos de sus recintos en Ponce, Mayagüez y Arecibo, sostuvo Vélez Arocho.

Aunque aún no tienen números finales, el presidente señaló que han reportado un aumento en la cantidad de solicitudes de admisión de estudiantes de nuevo ingreso, al compararlas con la misma fecha el año pasado. Ese incremento se puede deber, en parte, a la cantidad de jóvenes que han descartado estudiar fuera de la isla, comentó.

“En este momento en Puerto Rico, apostarle a la educación de nuestra juventud es fundamental. Nuestro futuro depende de cuán grande sea nuestro compromiso con la educación”, manifestó Vélez Arocho.

Editada.

Fuente: El Nuevo Día / 24 de mayo 2020

Deja un comentario

18 + 18 =