Javier Báez y los Cachorros Buscan Sacudirse de la Decepción del Año Anterior

El campocorto y segunda base de Chicago aspira a un gran año suyo y de su equipo.

Mesa, Arizona. Con cada temporada que pase, en una época llena de estadísticas, “sabermetría“ y “scauteo“, se hace más difícil el accionar de un beisbolista que rompió con la escena, como fue el caso de Javier Báez con los Chicago Cubs.

El de Bayamón llega al campo de entrenamiento de los Cubs en Mesa, Arizona, luego de tener, en desempeño individual, sus mejores números en sus cuatro temporadas en Ligas Mayores.

Sus 111 carreras producidas, 21 bases robadas (incluyendo un robo de home) y 34 palos de vuelta entera lo pusieron dentro de los elementos a seguir por la afición y un pelotero de cuidado para los rivales.

Pero al igual que los Cubs, Báez comenzó a caer en su rendimiento sobre todo en el último mes de la campaña, la cual terminó de manera abrupta, siendo superados de último momento por Milwaukee en la carrera por la División Central de la Liga Nacional, y después siendo superados en el partido por el Comodín por los Rockies de Colorado.

“Fue una combinación de hechos, me sentía un poco cansado. En la primera parte llegaba a las bases y podía correr libre. Después de la primera mitad de la campaña todos los equipos se empezaron a preocupar cuando estaba en las bases, así que me puse a trabajar un poco más en ello, me puse más presión en mí y traté de hacer mucho más de lo que podía en lo que fue el último mes de campaña”, mencionó Báez a Primera Hora al respecto de la caída en su rendimiento en la última parte de la temporada.

Respecto a la manera en que concluyó la actuación de los Cubs, el apodado “El Mago“, indicó que en el receso entre dos campañas, hubo tiempo suficiente para estar pensando en lo sucedido y cómo accionar al respecto.

“Durante el offseason (temporada muerta) tenemos mucho tiempo de pensar sobre ello, de ver cómo es que vamos a reaccionar en este año y veremos, espero, que mejoremos,“ mencionó.

También recordó el cómo, luego del último juego de la temporada, indicó que se necesitaba que todos en el equipo dieran lo mejor de sí, y que en este año se asegurará de que así sea.

“Pienso que son las pequeñas cosas, recuerdo que el año pasado si no corría con todo a primera base, de regreso al dugout nadie decía nada. Este año si no lo hago, esperemos que alguien diga algo. Eso no para ponerte en evidencia, sino para hacer un equipo mejor“, aseguró.

Para esta campaña regresa Addison Russell con los Cubs luego de la sanción por violencia doméstica por 40 juegos, y será una pieza clave a la defensiva para hacer la llave de doble play con Báez.

“La verdad no veo porque tenga que cambiar o acoplarme, no será muy diferente, solo trataré de jugar junto con Addison para ser la llave en el cuadro, aún no se si en segunda o en shortstop pero ahí estaremos“, agregó.

Báez ha sido considerado por su defensiva como de los mejores segundas bases de las Grandes Ligas, incluso terminó entre los mejores tres segundas bases en la entrega de los Guantes de Oro, algo que le enorgullece.

“No sé cómo funciona esa clasificación, si es en base a números o algo así. Hay muchos comentarios al respecto, no es algo que pueda controlar. DJ (LeMahieu) tuvo un gran año. Solo espero terminar dentro de los primero tres la próxima temporada“, comentó.

Sobre la competencia que tendrán en la división, donde los Cerveceros de Milwaukee vuelven a lucir como el rival a vencer, Báez dijo que es algo tan simple como tratar de mejorar año con año.

“Digo, tenemos que competir. Esa es nuestra clave. Todos aquí conocemos como está nuestro equipo, pero también todos los demás están armando sus novenas y saben lo que tienen. Nosotros también sabemos lo que tenemos para ser mejores“, añadió.

Báez, quien se ha involucrado en distintas actividades altruistas últimamente, fue cuestionado si planea abrir alguna fundación para continuar con esta actividades.

“Mucha gente espera que yo haga muchas cosas. Solo trato de enfocarme en el béisbol y en todo lo que sea fuera del béisbol trataré de ayudar. Y si no, pues lo hago en el offseason, que es cuando más tiempo hay para ello“, manifestó.

Fuente: primerahora.com / 19 de febrero de 2019

Deja un comentario

catorce − 8 =