Jeyvier Cintrón se Corona como el Campeón Latino en las 115 Libras de OMB

Jeyvier Cintrón estableció su plan de pelea desde el primer asalto y conquistó el cetro Latino de las 115 libras de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) cuando derrotó el sábado en la noche por decisión unánime al mexicano Francisco Meléndez cuando los tres oficiales vieron ganar 100-90 al púgil bayamonés en el combate estelar del cartel Casino Metro Boxing Night celebrado en el San Juan Ballroom del Sheraton Puerto Rico.

Cintrón, quien lució un veloz y certero ataque, lastimó la nariz de Meléndez a mediados del primer asalto y el mexicano se mantuvo sangrando el resto de la pelea.

“El plan de trabajo nos dio la victoria hoy (el sábado) y desde el primer asalto lo hicimos sangrar. No nos desesperamos nos mantuvimos en nuestro plan de pelea, asalto por asalto”, reconoció Cintrón, quien ahora cuenta con foja de 8-0 y 4 KO’s. “Fue mi primera pelea a 10 asaltos y en un peso que no tocaba hace años, pero gracias a Dios hicimos el trabajo que es, asalto por asalto y dominamos ampliamente”.

“Mantuvimos el jab certero desde el primer asalto y gracias a Dios nos dio buenos resultados en toda la pelea y lo mantuvimos”, añadió. “Soy el tipo de boxeador que me adapto a cualquier tipo de rival sea agresivo o incómodo”.

El dos veces boxeador olímpico indicó que en las 115 libras se sintió “fuerte, rápido. Es un peso donde luzco bastante grande y si Dios lo permite aquí es que queremos hacernos campeón mundial. Hay que trabajar duro para eso, pero estoy dispuesto a hacerlo”.

Desde ese primer asalto Cintrón, quien también es el campeón juvenil de las 118 libras de la OMB, puso como sello de fábrica el conectar relampagueantes combinaciones de tres y cuatro golpes que no le dieron oportunidad al mexicano de organizar su ataque.

En el descanso del quinto al sexto asalto el referí Roberto Peña fue a cotejar el profuso sangrado que tenía Meléndez y un asalto más tarde fue llevado a la esquina neutral para que fuera examinado por el médico, quien luego de un breve examen le permitió continuar peleando.

Meléndez, quien sufrió la tercera derrota de su carrera, llegó al combate con 13 triunfos antes del límite en sus 15 victorias. Debido a que el incesante ataque de Cintrón apenas le dio libertades para soltar sus manos, Meléndez pudo llegar en contadas ocasiones al cuerpo y rostro del boricua, quien dijo que sintió las manos de su rival.

“Llegó con buenos golpes, pero gracias a la veteranía y a toda mi dedicación en el gimnasio logramos obtener la victoria y disimular (el efecto) de esos golpes que llegaron al rostro mío”, aceptó Cintrón.

Editado.

Fuente: primerahora.com / 1 de septiembre de 2018

Deja un comentario

diecisiete − 9 =