Cuando José Orlando Berríos deje este lunes el campamento de los Mellizos de Minnesota para unirse a la rotación de Puerto Rico, arriesgará una ilusión para cumplir con un honor. Sucede que el lanzador derecho se alejará físicamente de la competencia por un quinto puesto en la rotación de los Mellizos para ser, como mínimo, el abridor de Puerto Rico ante Italia en el tercer juego de la ronda inicial del Clásico Mundial, el 12 de marzo. Sacrificado, el hombre. “Pues sí”, afirmó en conversación con Primera Hora desde Fort Myers, Florida. “Pero para mí representar a Puerto Rico es un orgullo, un honor. Se me presentó la oportunidad y la quiero aprovechar al máximo”. Y es que tener el prestigio de ser uno de los tres abridores de Puerto Rico en el Clásico y poner en una buena posición a la novena boricua de vencer a Italia, emociona el lanzador de Bayamón que no tuvo tantas responsabilidades en el Clásico del 2013 con apenas 18 años. “Me gusta el rol que tengo ahora mismo”, dijo Berríos, quien hizo dos apariciones como relevista en la última edición y fue parte del subcampeonato. “Voy a tener más oportunidades esta vez. Tengo ganas de ayudar a una victoria. Me siento contento con el Clásico”. PUBLICIDAD Berríos será este lunes uno de cuatro jugadores boricuas de los Mellizos que viajará a Arizona para integrase a los entrenamientos del conjunto boricua. Los otros son el abridor de Puerto Rico en el Clásico, Héctor Santiago, el primera base Kennys Vargas y el jardinero Eddie Rosario. “No estamos juntos (en el camerino), pero todos hablamos ansiosos por comenzar este torneo”, dijo Berríos. Al dejar físicamente a los Mellizos, Berríos no estará lanzando ante los ojos del dirigente Paul Molitor, lo que sí harán los otros tres lanzadores que también compiten por el quinto puesto en la rotación: Ryan Vogelsong, Trevor May y Tyler Duffey. Berríos sí hizo el pasado domingo su primera aparición en los campos. Lanzó dos entradas y permitió una carrera. Y mañana tiene una segunda salida. Berríos dijo que el riesgo que se toma puede convertirse en una oportunidad en el Clásico de vender bien su caso por el quinto espacio en la rotación. Las salidas o apariciones que se podría perder en el campamento, las podría compensar en el Clásico, en donde podría hacer un máximo de tres salidas en competencia real ante los mejor de cada país. “Puede que sí o que no esté en desigualdad de condiciones lanzando allá (Clásico). No hay desventajas haciendo mi trabajo”, dijo. Mentalmente, el lanzador de 22 años, con 14 salidas de experiencia con los Mellizos, está listo para enfrentar el Clásico y a Italia, un equipo que fue sorpresa en el 2013. Físicamente, Berríos dijo que está entrando en condición, siempre tratando de ser consistente con cada lanzamiento. “Físicamente me estoy preparando para eso. He tratado de ser más consistente con cada uno de los pitcheos”.

José Berríos está Entusiasmado con su Apertura ante Italia

Cuando José Orlando Berríos deje este lunes el campamento de los Mellizos de Minnesota para unirse a la rotación de Puerto Rico, arriesgará una ilusión para cumplir con un honor.

Sucede que el lanzador derecho se alejará físicamente de la competencia por un quinto puesto en la rotación de los Mellizos para ser, como mínimo, el abridor de Puerto Rico ante Italia en el tercer juego de la ronda inicial del Clásico Mundial, el 12 de marzo.

Sacrificado, el hombre.
“Pues sí”, afirmó en conversación con Primera Hora desde Fort Myers, Florida. “Pero para mí representar a Puerto Rico es un orgullo, un honor. Se me presentó la oportunidad y la quiero aprovechar al máximo”.

Y es que tener el prestigio de ser uno de los tres abridores de Puerto Rico en el Clásico y poner en una buena posición a la novena boricua de vencer a Italia, emociona el lanzador de Bayamón que no tuvo tantas responsabilidades en el Clásico del 2013 con apenas 18 años.

“Me gusta el rol que tengo ahora mismo”, dijo Berríos, quien hizo dos apariciones como relevista en la última edición y fue parte del subcampeonato. “Voy a tener más oportunidades esta vez. Tengo ganas de ayudar a una victoria. Me siento contento con el Clásico”.

Berríos será este lunes uno de cuatro jugadores boricuas de los Mellizos que viajará a Arizona para integrase a los entrenamientos del conjunto boricua. Los otros son el abridor de Puerto Rico en el Clásico, Héctor Santiago, el primera base Kennys Vargas y el jardinero Eddie Rosario. “No estamos juntos (en el camerino), pero todos hablamos ansiosos por comenzar este torneo”, dijo Berríos.

Al dejar físicamente a los Mellizos, Berríos no estará lanzando ante los ojos del dirigente Paul Molitor, lo que sí harán los otros tres lanzadores que también compiten por el quinto puesto en la rotación: Ryan Vogelsong, Trevor May y Tyler Duffey.

Berríos sí hizo el pasado domingo su primera aparición en los campos. Lanzó dos entradas y permitió una carrera. Y mañana tiene una segunda salida.

Berríos dijo que el riesgo que se toma puede convertirse en una oportunidad en el Clásico de vender bien su caso por el quinto espacio en la rotación.

Las salidas o apariciones que se podría perder en el campamento, las podría compensar en el Clásico, en donde podría hacer un máximo de tres salidas en competencia real ante los mejor de cada país.

“Puede que sí o que no esté en desigualdad de condiciones lanzando allá (Clásico). No hay desventajas haciendo mi trabajo”, dijo.

Mentalmente, el lanzador de 22 años, con 14 salidas de experiencia con los Mellizos, está listo para enfrentar el Clásico y a Italia, un equipo que fue sorpresa en el 2013.

Físicamente, Berríos dijo que está entrando en condición, siempre tratando de ser consistente con cada lanzamiento. “Físicamente me estoy preparando para eso. He tratado de ser más consistente con cada uno de los pitcheos”.

Editado.
Fuente: Primera Hora – 2 de marzo de 2017

Deja un comentario

doce + dieciocho =