Las Reglas que Debes Seguir para Llevar a Cabo Reuniones Sociales

Las Reglas que Debes Seguir para Llevar a Cabo Reuniones Sociales

Aunque el toque de queda se mantiene vigente para prevenir contagios de COVID-19, las restricciones de ciertas actividades familiares han comenzado a flexibilizarse. Pero ¡cuidado! porque todavía es necesario tomar precauciones y seguir las reglas de distanciamiento social para garantizar tu salud y la de tus seres queridos.

Desde ahora, cuando se planifican reuniones en casa, ya sea con familiares y amigos, hay que tomar en cuenta las recomendaciones médicas y también poner en práctica las reglas de etiqueta. Ambos aspectos van de la mano y es necesario que conozcas lo que los expertos recomiendan para que esa pequeña actividad se convierta en una reunión llena de alegría sin la preocupación del contagio.

“En un momento hubo contagio comunitario y teníamos que quedarnos en casa, pero la curva se ha aplanado y los contagios no han subido. Hay que tomar en cuenta que existe una relación bastante directa entre la agrupación de gente y el contagio, sobre todo en grandes eventos que reúnen a muchas personas. Pero eso no quiere decir que la gente deba de hacer reuniones más pequeñas en la casa, solo que hay que tomar medidas de higiene porque ya no puede ser como estábamos acostumbrados a hacerlo”, explica Manuel Rodríguez, médico generalista.

Un Ambiente Saludable

Lo primero que destaca el doctor Rodríguez es la importancia de diferenciar los conceptos de distanciamiento médico y distanciamiento social. El primero ocurre cuando la persona presenta síntomas de coronavirus o en aquellas que arrojan positivo a las pruebas del COVID-19, pero que no presentan síntomas. En cualquiera de esos casos se requiere que permanezca en su hogar descansando y siguiendo los cuidados indicados por los profesionales de la salud.

De entrada, una persona que requiera guardar distanciamiento médico no debe participar en ninguna actividad socialpor pequeña que sea. De hecho, “debe quedarse en casa y aislarse de otras personas que habiten en el mismo lugar, si ese es el caso”, establece Rodríguez.

Por su parte, el médico indica que el distanciamiento social lo que sugiere es que las personas que compartan un espacio común mantengan un alejamiento entre tres y seis pies entre uno y otro. Aunque las reuniones pueden realizarse, es importante recordar que el contacto cercano no es recomendable, por lo que, por el momento, siguen prohibidos los besos y los abrazos.

Lo recomendable es que las reuniones sean en espacios abiertos donde circule el aire, como las terrazas o los patios. La cantidad de personas dependerá del espacio que haya disponible”, añade Rodríguez.

Pero, no solo se requiere distancia, sino también una serie de medidas de higiene. Por ejemplo, el uso de mascarillas, “ahí no hay discusión. Hay que tenerla puesta siempre, independientemente que sea una de tipo bufanda o quirúrgica, lo importante es que cubra bien la cavidad bucal y nasal”, enfatiza el médico.

En el nuevo panorama de reuniones familiares también tiene que entrar en juego el lavado de manos frecuente. Lo ideal es que haya un área disponible para que los visitantes puedan lavarse las manos cuando llegan al lugar y durante la actividad. Como alternativa, el anfitrión debe tener disponible desinfectante de manos o una solución con alcohol al 70%.

“Si queremos ser muy estrictos, podemos tomar la temperatura a todo el mundo que llega. Dentro de la confianza familiar, puedes preguntar con anticipación a quien invites si tuvo contacto o tiene la sospecha de haber estado en un lugar con alguien contagiado. De ser así, no debe asistir a la actividad y esa persona debe hacerse la prueba para descartar que esté contagiado”, añade Rodríguez.

Además, el médico enfatiza que cuando hay personas mayores de 65 años en el hogar se deben tomar mayores precauciones.

Establece las Reglas

Una vez tomas la decisión de hacer la reunión en casa y sabes qué debes requerirle a los invitados, es importante que establezcas el tipo de actividad o reunión y la cantidad de personas que dejarás entrar en tu hogar.

La profesora Marisa Vega, experta en protocolo y etiqueta, enumera algunos aspectos que debes considerar y ofrece recomendaciones sobre cómo lograr que la reunión sea segura y amena para todos.

1. Evaluar los espacios que tienes disponibles en casa. No importa si vas a hacer la reunión en el patio, la terraza o el balcón, procura que el mobiliario deje suficiente espacio para que las personas se sienten o se muevan sin estar aglomerados o demasiados próximos.

“Puedes delimitar los espacios, por ejemplo, en el sofá poniendo cojines. También puedes distribuir el mobiliario de manera que se guarden las distancias recomendadas y que el movimiento tenga un flujo natural”, sugiere Vega.

2. Informar desde el principio el espacio donde se va a llevar a cabo la actividad. Por ejemplo, Vega menciona que, si seleccionas la terraza, procura que todos se mantengan allí en lo posible, y que tengan disponible el baño más próximo.

“No que unos se vayan al ‘family’ otros al balcón, otros a la terraza, que se utilicen los dos o tres baños, etc. Aparte, de que la idea es reunirse, por cuestiones de protección, no debes tener mucho movimiento por toda la casa. Si decides que todo el mundo puede moverse por todo el espacio, puedes tener disponible, a través de toda la casa o apartamento, jabón para lavarse las manos o desinfectante para las manos”, menciona.

3. Tomar en cuenta la edad y las posibles condiciones de salud de quienes recibirás en casa. “Es importante para poder así hacer ajustes o limitar los invitados”, destaca Vega.

4. Establecer reglas y dejarlas saber antes de la reunión. Ya sea a través de una llamada o una invitación que puedes hacer llegar por email o por texto, informa a tu invitado sobre las reglas. Por ejemplo, que el uso de mascarillas es imperativo o si los zapatos se dejarán en la entrada de la residencia.

5. Delimitar el tiempo de duración de la actividad. Vega menciona que este aspecto es sumamente importante porque ayudará a establecer otros puntos de la organización.

Con mucho tacto, déjale saber a los invitados que, si llegan tarde, se perderán la fiesta porque a la hora estipulada todos tendrán que regresar a sus hogares.

“Respeta el horario del toque de queda y los días (muchos están trabajando remoto desde la casa, pero otros ya se están reportando a sus lugares de trabajo). Termina la actividad con suficiente tiempo para que las personas regresen a su casa cómodos y sin prisa, antes de que el toque de queda entre en vigor”, añade la experta.

6. Preparar el hogar para recibir a los invitados. Procura tener suficiente espacio para que cada uno pueda dejar sus zapatos antes de entrar a la casa. Puedes disponer de un mueble o una alfombra para colocarlos.

7. Tener a la mano los artículos necesarios para mantener la higiene. Aunque muchos seguramente llegarán con su desinfectante de manos, debes tener uno en el área de la entrada y otro donde van a estar por más tiempo.

“Podrías regalarle un ‘kit’ a cada invitado que incluya mascarilla, una botellita de ‘hand sanitizer’, un paquetito de Kleneex y unas chanclas. La costumbre de utilizar un calzado diferente dentro de la casa se practica en muchas partes del mundo. Podríamos, por las circunstancias que vivimos, comenzar a hacerlo en Puerto Rico”, sugiere Vega.

Presta atención a los alimentos

Cuando haces una reunión en casa, la selección del menú debe ser bien pensada, pues es necesario tomar en cuenta tanto los gustos como las condiciones de salud de los invitados. En tiempos de coronavirus también debes considerar la manera en la que la comida será servida.

Como regla general, lo ideal es que sirvas piscolabis si la duración es mayor de cuatro horas. El plato principal no debe servirse más tarde de tres horas después de haber comenzado la actividad. Para celebraciones de corta duración (cuatro horas o menos), no es necesario servir un plato principal, se puede ofrecer entremeses fríos y calientes, calculando un mínimo de 10 unidades por invitado.

A la hora de comer. “Si es una comida y va a ser servida, debes tomar en consideración el tamaño de la mesa. Que los invitados no queden apiñados o hacer dos turnos. Pudiese ser un menú liviano y no muy elaborado que requiera mucho tiempo. Mientras se vaya volviendo a la normalidad, se pueden ir retomando las cosas más elaboradas. Recuerda que hay toque de queda”, menciona la experta.

Fuente: El Nuevo Día / 30 de mayo 2020

Deja un comentario

12 + siete =