Lo que Deben Hacer los Pacientes con Asma ante el COVID-19

La importancia de seguir el tratamiento para el asma

Ante este panorama, el doctor Rafael Zaragoza Urdaz, presidente de la Asociación Puertorriqueña de Médicos Alergistas, aclaró que no es que las personas con asma están más expuestas o son más propensas a contraer el virus que causa la enfermedad de COVID-19. El problema, dijo, es que el asma no esté bajo control en caso de contraer el COVID-19.

“El virus SARS-CoV-2 crea un deterioro desastroso en los pulmones, por el tipo de infección que causa. La persona con asma está en mayor riesgo de enfermarse gravemente si no está en control. Por eso, es importante mantener el asma bajo control para que no tenga complicaciones en caso de contagiarse”, sostuvo el doctor Zaragoza Urdaz.

Para controlar el asma, el alergista inmunólogo recomendó que el paciente tenga un suministro de medicamentos, tanto los que usa para el diario como los que utiliza para salir de ataques agudos. Por ningún motivo debe suspender sus medicamentos ni cambiar su plan de tratamiento para el asma sin consultar antes con su médico especialista.

Este tipo de situaciones, añaden los CDC, pueden causar estrés y ansiedad. Estos sentimientos a su vez pueden provocar ataques de asma. Por eso, es importante buscar alternativas para manejar la ansiedad, como escuchar música, hablar con sus familiares o hacer actividad física moderada en casa.

Otra recomendación que sumó el doctor Zaragoza Urdaz fue utilizar material protectivo cuando las personas con asma tengan que salir del hogar.

“Los pacientes con asma no deben salir de sus casas y deben seguir las reglas de distanciamiento social. Tienen que proteger su nariz y boca con mascarillas de alta eficiencia como las N95, y usar guantes al salir. También recomiendo el uso de protección en los ojos porque, aunque es raro, ha habido contaminación por esa vía”, mencionó el galeno.

A estas medidas, tanto los CDC como el doctor Zaragoza Urdaz añaden la higiene personal. Es decir, es vital el lavado constante de manos con agua y jabón o el uso de hand sanitizer. En el hogar, hay que desinfectar a diario superficies como celulares, controles remotos, interruptores de la luz, manijas de puertas, escritorios, teclados y baños. Esta limpieza, preferiblemente, debe hacerla alguien que no tenga asma. De lo contrario, la persona debe protegerse al limpiar y evitarse el uso de desinfectantes que puedan provocar ataques de asma.

Alerta a los síntomas del COVID-19

En caso de que un paciente con asma note que tiene una fiebre prolongada, dolor de cabeza o muscular, tos o dificultad respiratoria, debe llamar de inmediato a su médico alergista, neumólogo o médico de cabecera. Este debe hacerle un referido para realizar la prueba de COVID-19, en conjunto con las de micoplasma e influenza.

Editado.

Fuente: Primera Hora / 27 de abril 2020

Deja un comentario

dos × 4 =