Los Báez: Hermanos Destinados para el Béisbol

El segunda base, Gadiel Báez, es solamente 16 meses mayor que su famoso hermano, el ‘bigleaguer’ Javier Báez.

Gadiel y Javier crecieron en la pelota como si fueran gemelos.

“Lo único que no compartimos fueron los pampers”, recuerda Gadiel.

Activo en la serie semifinal secciones de la Sección Noroeste de la pelota Doble A, Gadiel habló con Primera Hora sobre cómo fue su desarrollo beisbolero junto a su hermano.

El comienzo se remonta al 1995, cuando tan solo tenía tres años, en el parque de Hato Tejas, Bayamón, de la mano de su abuelo Ángel Luis Báez, el primer lanzador que ganó 100 partidos en la Doble A.

“Todo el mundo se volvió loco con nosotros. Como estábamos con nuestro abuelo, todo el mundo nos quería. Y nuestros padres (Nelly y Ángel Luis) no nos pusieron a jugar para que no hubiera peleas”.

El primer equipo en que jugaron fue en la liga Pampers (4-5 años), en la novena Cruz Azul en el parque Santa Elena en Bayamón.

“Era Pampers y se jugaba en la media luna del parque. Javier dio 15 jonrones y yo di tres”.

Tras la muerte en el 2004 de su padre, su hermano mayor, Rolando Agosto, entre 11 y 12 años mayor que Gadiel y Javier, tomó a sus hermanitos de la mano y en adelante y les enseñó a jugar pelota dura.

Rolando, un ‘infielder’, fue jugador profesional por dos años con San Diego y está exaltado en el Salón de la Fama de Bayamón como parte del equipo Rangers que fue campeón mundial de la liga Boys Baseball en 13-14 años, el cual fue dirigido por Papo Calderón.

“Siempre nos practicó con jugadores mayores que nosotros y eso nos ayudó a desarrollar nuestras habilidades”, dijo Gadiel.

Llegó el 2007, y ya hechos unos teenagers los hermanos, la familia decidió mudarse a Estados Unidos, en donde el béisbol les ayudó a acostumbrarse al nuevo hogar.

Gadiel recordó que dieron la liga inmediatamente en Florida, aunque no hablaban inglés. Y agregó que hicieron el equipo de escuela superior Arlington Country Day por distintos rumbos.

“Yo estaba en una escuela y Javier en otra. El dirigente de Arlington le dijo a mi mamá que quería reclutar a Javier. También le dijo que iba reclutar a otro Báez de otra escuela. El coach no sabía que estaba hablando de mí. Mi mamá le dijo que también era su hijo y el coach le dijo, ¿Cómo va a ser si uno es blanco y el otro es negro? Y mi mamá le dijo ‘y son hijos del mismo padre (Ángel Luis)”.

La historia de El Mago luego de escuela superior está bastante documentada por su paso al estrellato con los Cubs.

Gadiel pasó a jugar en ligas profesionales independientes y está en su cuarta temporada en la Doble A, en la que bateó .300 este año.

El destino los uniría una vez más en el terreno en el 2018, cuando Javier llamó a Gadiel para que le fungiera de pasabolas en el Home Run Derby en el estadio de Washington.

“Estaba nervioso y recibí muchas críticas. Javy dio 16 jonrones en la primera ronda, así que no lo hice mal”.

Editado.

Fuente: Primera Hora / 30 de mayo 2019

Deja un comentario

20 + 10 =