Que la Ansiedad no te Agobie en tu Regreso a Trabajar

La preocupación que supone un regreso laboral tras la pausa de quedarte en casa como medida preventiva para evitar el contagio por el coronavirus ronda la mente de muchos tras el anuncio de un reinicio mañana de ciertas actividades de trabajo.

El temor a enfermar por el COVID-19 puede provocar una ansiedad inicial, sin embargo, la clave está en establecer un plan que abarque tanto calmar tu mente, como mantenerte en salud física.

“El aislamiento colectivo ha sido de gran impacto emocional para toda la humanidad”, menciona la sicóloga Noemí Bernier Domínguez, quien añade que «la realidad de que en algún momento se tiene que regresar a trabajar no se puede cambiar”.

La doctora hace referencia a la incertidumbre que se genera tras el hecho de que no se observe un control del virus. “Por tal razón, el temor y la ansiedad podría seguir afectando”, resaltó. “Se comienza a sentir una mezcla de emociones, tales como ansiedad, temor, coraje, repulsión, tristeza, desconfianza entre otros. La ansiedad, siendo la más apremiante en estos casos de incertidumbre, genera una excesiva preocupación a lo que puede pasar”.

La sicóloga añadió que se pueden manifestar síntomas como “no dormir bien, falta de alimentación, mayor sensibilidad, y una excesiva preocupación de lo que puede pasar”. Lo importante es comprender que existen alternativas para superar ese temor.

Cómo manejar tu bienestar

Para poder sobrellevar las emociones de incertidumbre y angustia, la doctora sugiere lo siguiente:

  • Practica ejercicios de respiración y de reflexión. Te ayudará a relajarte.
  • Reduce la exposición a las noticias. Sin dejar de estar debidamente informado, limita el tiempo para estar al tanto del acontecer relacionado con la pandemia. “Establece solo un momento del día para ver las noticias o mirarlas en tu celular”, sugirió.
  • Descansa. Busca dormir por lo menos ocho horas. “Eso permite que el cuerpo se recupere, las defensas no bajan y te mantienes más alerta”, explicó.
  • Organízate. Hacerlo te ayudará en la meta por lograr estabilidad y tranquilidad.
  • Piensa bien antes de decidir. “En momento de angustia y pánico no te arriesgues a tomar decisiones difíciles”, alertó. “Date espacio y tiempo para analizarlo bien”.
  • Atiéndete. Si tienes alguna condición de salud, vela por tu seguridad, “y si debes pedir algún acomodo razonable en tu área de trabajo es momento de hablarlo. Es importante que el patrono esté abierto a apoyar a sus empleados”, resaltó.
  • Ejercítate. Realiza una rutina, ya sea caminar, saltar cuica, zumba, etc., que permita mantener la mente y el cuerpo activo, y evitar estar sedentario.
  • Brinda tu apoyo. Busca realizar prácticas que sirvan para servir o ayudar a otros, ya sea por una llamada, un mensaje de texto o alguna aportación. “No limites tus dones o talentos por este aislamiento. Al contrario, utiliza tus recursos para alcanzar a otras personas y desarrolla nuevas ideas”.
  • Mantén una actitud positiva. Evita difundir miedo o pánico a los demás. “Comienza intentando transmitir esperanza y motiva a otros a hacerlo”, sugirió.
  • Desarrolla fortalezas. “Busca reconectar tu vida espiritual, que te ayude a llenarte de fuerzas para mirar este momento como un proceso de crecimiento personal”, aconsejó Bernier. “De esta manera podrás aumentar las cosas positivas sobre las negativas”.
  • Realiza actividades que permitan distraerte y alejarte de las preocupaciones.
  • Es temporero, recuérdalo. “Todo es pasajero, pero procuremos volver a la normalidad trasformados y pudiendo ser una mejor versión de uno mismo para el servicio de este mundo”, puntualizó la sicóloga.

Fuente: primerahora.com / 25 de mayo de 2020

Deja un comentario

diez + cuatro =