foto muestra de prisión

Quieren Echar Pa’lante al Salir de la Cárcel

Reclusas se expresan entusiasmadas cuando hablan de rehacer sus vidas al dejar la prisión.

Alicia Ortiz tiene 38 años de edad y le faltan por cumplir tres de los 15 que le impusieron.

Jarelys Veras Soto, de 21, por su parte, fue sentencia a cinco años en prisión y a 20 en probatoria.

Estas confinadas, además de haber perdido su libertad, tienen otra cosa en común: cuando cumplan sus sentencias, quieren ir a la libre comunidad, rehacer sus vidas y “echar pa ‘lante”.

Ambas llenaron el cuestionario en la cárcel de Bayamón como parte del Programa de Reconocimiento a las Destrezas y Habilidades de la Población Correccional.

La iniciativa les encantó.

“Este proyecto nos está dando la oportunidad de tener las herramientas para prepararnos a cómo será la vida de nosotros después de estar confinadas. Mi sueño es montar un negocio de comida… Me estoy preparando y espero aprovecharme del proyecto, porque me interesa…”, dijo la mujer que desea superarse para mostrarle a sus hijos y a la sociedad “de que soy otra persona, con muchos deseos de vivir y de crecer”, sostuvo.

Veras Soto, que estudiaba asistente de veterinaria y jugaba baloncesto con Las Vaqueras de Bayamón antes de ingresar a prisión, dijo que contestó en el documento todo lo que le quiere hacer.

“Me gustaría salir y seguir en el deporte, seguir estudiando… y buscar echar pa’ lante”, indicó.

Minersa Morales, de 59 años y de Arecibo, lleva un año en prisión. Le faltan cuatro por cumplir.

“Yo estoy estudiando empresarial para montar mi propio negocio… Ahora estoy cogiendo clases de baile… salsa”, dice la mujer que en la libre comunidad siempre trabajó en construcción, haciendo de todo en esa área.

Por eso le entusiasmó el registro, porque sabe que ahora hay oportunidad para mostrar sus destrezas.

“A mí me gusta eso, porque uno está en movimiento, no está sentado; me gusta trabajar”, agregó.

A Ilianett Rivera, de 28 años y quien estudia computadoras, la herramienta para recolectar la data de los reos le parece “buena y satisfactoria”.

“Me parece excelente; nos ayuda en la rehabilitación. Yo antes de caer (presa) tenía una vida bastante complicada y creo que al estar aquí me ayudó a levantarme de donde estaba. Es lo mejor que me ha pasado… A valorar ahora lo que tengo y seguir pa’ lante y quitarme todas las cosas negativas que tenga cerca, y si me caigo, levantarme”, dijo la joven que saldrá en el 2021.

A la estilista María del Mar, con 39 años de edad, le “encantó la idea de poder salir de la celda, poder estudiar, distraernos, abrir la mente a cosas nuevas y positivas para prepararnos para el futuro, porque tenemos un futuro fuera de aquí”, sentenció.

Actualmente, la mujer natural de Toa Baja estudia Administración de Empresas y cuando salga en octubre próximo “quiero tener mi propio negocio para no trabajar más para el inglés”.

Agregó que más que las preguntas del cuestionario, que son sencillas, “lo importante es el proyecto como tal, porque por lo menos las mujeres, las que salen normalmente, vuelven a reincidir porque el Estado, la sociedad les niega la oportunidad de volver a proyectarse, a programarse con lo que está al día; las rechazan…”.

La confinada -que lleva 10 años recluida- aceptó que es importante adquirir “destrezas y oportunidades para irte desarrollando en diferentes aspectos, como el emocional y el laboral”.

Editado

Fuente:  Primerahora.com

Deja un comentario

7 − seis =