Stephanie Piñeiro Peleará por un Boleto Olímpico a Tokio

La bayamonesa, Stephanie Piñeiro, quien debutó en el boxeo profesional tan reciente como en septiembre con un triunfo por decisión unánime en cuatro asaltos, intentará cumplir su sueño olímpico en una disciplina que no fue la que imaginó desde niña.

Piñeiro, de 29 años y quien firmó con la empresa Universal Promotions, de Javier Bustillo, es una de al menos cuatro boxeadoras que participará del 24 de marzo al 3 de abril en el clasificatorio Preolímpico de boxeo a celebrarse en Buenos Aires, Argentina. Sin embargo, Piñeiro es la única de los boricuas que irá al clasificatorio con carné de profesional.

«Mi interés más que todo es porque, como todo atleta, el sueño es llegar a una Olimpiada. Ese era mi sueño desde pequeñita, pero jamás pensé que sería en boxeo», dijo Piñeiro, quien antes de dar el salto al pugilismo jugó baloncesto e incluso participó varias temporadas en el torneo superior femenino.

“De pensarlo nada más se me erizan los pelos. Lo he esperado toda mi vida, y si logro clasificar, me van a ver llorando. Cuando estaba en la escuela elemental, yo corría, y los maestros me decían vas a llegar a las Olimpiadas y te vamos a ver corriendo. Después empecé a jugar baloncesto y me imaginaba representando a Puerto Rico. Pero le fui perdiendo el cariño y la pasión al baloncesto, y ahora se me dio esto. Quién iba a pensar que sería ahora, a los 29 años”.

Piñeiro, con récord de 1-0, aparecerá mañana sobre el cuadrilátero del Palacio de Recreación y Deportes de Mayagüez, para su segunda pelea como profesional cuando enfrentará a la también principiante Andrea Wright (1-0, 1 nocaut), de Estados Unidos.

Su pelea será parte de la primera cartelera del año, bajo la serie “DIRECTV Boxing Nights”, de Universal Promotions.

Piñeiro, quien combate en las 135 libras como profesional, intentará clasificar a las Olimpiadas en un peso muy superior, el de las 152 libras. Su manejador, Richard Borges, indicó que no estaba muy de acuerdo con la idea al principio, pero la insistencia de la peleadora fue tanta que él cedió.

“Al tener la oportunidad de que hayan profesionales en las Olimpiadas, que Nisa Rodríguez subió una categoría (a 165 libras) y las 152 quedó libre, decidí dar ese paso para poder ir a buscar mi sueño”, agregó la pegadora zurda.

Sin embargo, Piñeiro admitió que cuando firmó como profesional en 2019, no estaba muy clara sobre el cambio que permite desde 2016 a los peleadores del boxeo rentado participar en los Juegos Olímpicos.

“Firmé y lo primero que hice fue llorar por una parte, porque estaba renunciando a ese sueño, como quien dice. Pero cuando me dijeron que sí, que podía ir, eso fue una felicidad inmensa”, confesó.

Diferencia Grande en Peso

Piñeiro dijo que no cree que tenga inconvenientes mayores por el asunto de las diferencias de peso, a pesar de que después del clasificatorio en Argentina, tiene en calendario una pelea profesional en abril. Entre su división como peleadora profesional y en la que combatirá en el Preolímpico hay 17 libras de diferencia.

“Hablé como mi promotor Javier Bustillo y me va a dar el visto bueno de irme a entrenar con la selección y realizar los torneos de preparación que hay antes del clasificatorio”, agregó la peleadora.

Editado.

Fuente: El Nuevo Día / 23 de enero de 2020

Deja un comentario

cinco − 1 =