Yadier Confía en sus Mentores

Contar con uno de sus dos hermanos mayores en el equipo de Puerto Rico es para Yadier Molina como tener a su otro yo. La única diferencia es que este estará observando desde fuera del terreno de juego. Para ser más exactos, desde el ‘dugout’.

El veterano receptor bayamonés aseguró ayer que “aprovechará” al máximo la presencia en el cuerpo técnico de su hermano José ‘Cheo’ Molina, quien labora en calidad de ‘coach’ de lanzadores y que forma parte de la élite de exgrandes ligas que ayudan a la nueva edición de la novena de Puerto Rico en ruta al Clásico Mundial de Béisbol, cuya primera ronda del Grupo D subirá a escena desde este viernes en Jalisco, México.

Yadier también recibirá el apoyo de su hermano mayor Benjamín ‘Bengie’ Molina. Pero este estará activo, como de costumbre, como su fiel fanático.

Los hermanos Molina -’Cheo’, de 42 años, Bengie, de 41 y Yadier, de 34 años- se han desempeñado como receptores en las Mayores, pero ha sido el menor quien se ha encargado de absober todos los conocimientos de los dos anteriores al punto de sumar en 13 temporadas un total de ocho Guantes de Oro de forma seguida.

“En 2013 estuvimos juntos también y tener a ‘Cheo’ es una ventaja”, expresó el capitán de la escuadra boricua a preguntas de EL VOCERO. “‘Cheo’ tiene más experiencia que uno y es un ganador. Tenerlo al lado mío es una ventaja porque como se dice: ‘cuatro ojos ven mejor que dos’; y más él sabiendo la forma de cómo yo llamo al juego y de cómo los dos llamamos el juego de la misma forma, pues es algo bien divertido”, agregó.

‘Cheo’ cerró una jornada de 15 años de participación en las Grandes Ligas en el 2014 cuando militaba con los Rays de Tampa Bay. Mientras que Benjamín, que estuvo activo por 13 años en las Mayores, vio concluida su carrera en el 2010, año en que jugó con tres organizaciones, la última de estas los Vigilantes de Texas.

‘Cheo’ debuta como coach en la novena tras su retiro oficial como jugador en 2015 por una cirugía en una de sus rodillas.

Pero previo a eso fue el ‘backup’ de su hermano menor en la edición de 2013, cuando Puerto Rico logró el subcampeonato.

“Las palabras de él son bien recibidas. No lo hago de esa forma, simplemente quiero que él sea mejor cada día y haga lo mejor posible para que el equipo y él en su carrera sea mejor. Yo creo que entre hermanos las cosas se hacen más de corazón, que más que con el talento o cualquier otra cosa. Yo trato de ayudarle en toda la manera que sea posible”, señaló ‘Cheo’.

De hecho, Yadier comentó que todavía tiene mucho que aprender de su hermano, pero ‘Cheo’ dice que “no sabe de dónde”.

“Tengo que pensar y buscar de dónde él quiere seguir aprendiendo”, comentó entre risas el ganador de una sortija de Serie Mundial con los Angelinos de Anaheim en 2002 y dos Guantes de Oro.

“Pero siempre hay espacio para aprender y, de la misma forma, que yo aprendo viéndolo, él aprende conmigo…le doy consejos porque la experiencia que yo tengo ya es un poquito más que él. Pero, como todo el mundo sabe, Yadier es uno de los mejores cátchers en el béisbol y fácilmente va a llegar más lejos”, afirmó.

Editado.
Fuente: El Vocero – 9 de marzo de 2017

Deja un comentario

5 × dos =