Barista Boricua: Desde la Librería WOW en Bayamón Hacia las Mundiales en Brasil

Recientemente se llevó a cabo el Campeonato Nacional de Baristas de Puerto Rico que tuvo como ganador a Milton Luciano, y quien representará a Puerto Rico en las competencias “World Barista Championship” y “World Latte Art Championship” que se celebrarán este año el 7 de noviembre, en Brasil.

“Confío en Dios y sé que esto fue de Dios”, manifestó Luciano, quien comenzó como barista en el “coffee shop” de la Librería Cristiana W.O.W. de Bayamón. Y es que es interesante conocer cómo surge su pasión por el café.

La historia tras el Barista

Milton trabajaba en un restaurante de mariscos. Llegaba a su casa con las manos maltratadas y un olor muy fuerte. Para ese entonces, Miguel Santos, propietario de la Librería W.O.W, decide abrir una tienda de café dentro de la librería. Contacta a Milton y le ofrece pagarle las clases de barista.

Milton describe como interesantes, los primeros días en los que trabajó como barista. Pues tenía que trabajar directamente con los clientes y satisfacerlos. Resalta que le encantaba el ambiente de trabajo en la librería, era uno muy familiar, muchos clientes le daban una palabra y cada miércoles celebraban un culto.

Luego de un año, comenzó a trabajar en el Tazón Coffee Shop. Cuando llegó allí se dio cuenta de que todo era muy diferente, pero sus compañeros lo ayudaron a adaptarse y a desarrollarse.

La competencia

Milton confiesa que en ningún momento tuvo la intención de participar en la competencia. No se sentía seguro ni preparado para competir a nivel nacional. Su mayor miedo era tener que hablar por el micrófono. Pero la insistencia de su jefe, Luis Barbosa, fue lo que lo impulsó a participar de la competencia. Incluso le dijo que, si aceptaba competir, él también competiría para apoyarlo.
Confiesa que no practicó lo suficiente, por lo tanto no se sentía preparado. Se enfocó simplemente en memorizarse los pasos y realizarlos en un buen tiempo.

En las horas previas al evento, se enfocó en no pensar en el público al cual tendría que dirigirse. Cuando comenzó lo hizo tranquilo, al hacer el primer “latte art” se dio cuenta de que había hecho un reguero porque estaba temblando. Luego se tranquilizó y trabajó todo bien.

Milton reconoce que no quería ganar la competencia. Consideraba que su compañero estaba más preparado que él. Al escuchar que fue el ganador, se escondió rápidamente en los brazos de su jefe, pues no lo podía creer. Él sabía que al ganar la competencia tendría que viajar y competir mundialmente.

Fuente: buenasnuevaspr.com / 30 de abril de 2018

Editado

Deja un comentario

dieciseis + 9 =