Danny Rivera en Bayamón

Con Espíritu Navideño Renovado

Danny Rivera afina dos discos grabados en Cuba, así como un tercero en homenaje a su madre.

El cantante lidera los espectáculos, que se realizarán en Arecibo, Bayamón, Yabucoa y Guaynabo.

Coronado por el inmortal verso del poeta granadino Federico García Lorca de “Verde que te quiero verde”, Danny Rivera inicia una tournée (gira) con trovadores y la agrupación Bastión de Diego con este título, que lo llevará por Arecibo, Bayamón, Yabucoa y Guaynabo, no solo para ofrecer sus saludos navideños, también para reafirmar su voluntad y entusiasmo.

“Para nosotros se abre el ciclo de Navidad desde el 3 al 5 de enero, para encendernos con la música que nos va a servir, porque esta época es la lumbre de todos nuestros corazones para seguir luchando por la vida y manteniendo la felicidad, no importa lo que pase. Nosotros no estamos caídos y siempre salimos adelante por nuestra capacidad de creación. Sea cantando en rap, en plena, cantaremos esos éxitos navideños con mayor entusiasmo mientras celebramos la cultura y la tradición. Tenemos que estar unidos y no desistir ante lo positivo de la vida”, expresó el cantante.

Esta ruta comienza con un prólogo concertante en la Fundación de la Cultura Popular del Viejo San Juan, hoy 27 de diciembre, a partir de las 5:00 p.m., con el nombre de “La cantata de los balcones”. En Arecibo estará el 3 de enero, en la Plaza de recreo; el 4, en la Estrella del Norte en Bayamón y el 6, en el Tablado de Guaynabo, a las 5:00 p.m. La función de Yabucoa será el 5 de enero, a las 3:00 p.m., en la Concha Acústica.

Desde principios de este nuevo año, Rivera, quien patrocina la Cátedra Internacional de Artes Plásticas y Música, adscrita al Centro Nacional de Escuelas de Arte (Cneart), del Ministerio de Cultura de Cuba, atenderá un sinnúmero de grabaciones realizadas en la hermana isla. Estas son “Diez lindas cubanas” con canciones de Cuba y la producción musical de Juan Manuel Ceruto; y “Aire libre”, con los niños del Proyecto de música infantil Tremendochi, de la comunidad de la Moca, de Artemisa, del músico Edesio Alejandro.

Esta cátedra fue fundada por el pintor boricua Pablo Marcano y Rivera en 2002, con el objetivo de que jóvenes de América estudiaran gratuitamente artes plásticas y música en suelo cubano. Hasta 2013 se graduaron 36 estudiantes de 20 países, aunque actualmente se trabaja desde otra dimensión por dificultades económicas.

“En febrero haré una investigación sobre el encuentro de dominicanos y puertorriqueños a final del siglo XIX. Ya hice otro libro visual entre cubanos y puertorriqueños durante la misma época. Estos son proyectos sobre la identidad cultural que tienen mucha relevancia. También estoy haciendo otro disco con Cheo Zorrilla, ‘Himnos de Alabanza para mi madre’, que es un disco que le debía a mi querida madre pentecostal y que ahora estoy cumpliendo la promesa”, agregó el artista en entrevista con el periódico.

Esta grabación constituye, además, un homenaje al compositor dominicano Zorrilla, que como se recordará ingresó el pasado año al Salón de la Fama de los Compositores Latinos junto al puertorriqueño Draco Rosa.

“Conozco a Zorrilla hace 40 años y hemos escogido unos himnos preciosos. Le debo este disco a mamá y se lo voy a cumplir. En enero entramos al estudio”, destacó Rivera.

Editado

Fuente:  elvoceropr.com