Conoce al Creador de Juguetes de Madera

Cual niño que descubre debajo del árbol de Navidad sus juguetes, así es la expresión que se destaca del rostro de Rafael Cardona Rodríguez cuando habla de su peculiar trabajo artesanal.

El bayamonés se dedica a hacer juguetes de madera tradicionales y aquellos que ayudan para el desarrollo de los niños. Realiza carros, aviones, helicópteros, saltamontes, caballitos de palo, trompos, rompecabezas y tablas que simulan números digitales para realizar actividades matemáticas, entre otras cosas.

Cardona Rodríguez muestra cómo se juega con sus artículos con igual emoción. Por ejemplo, hala el saltamontes y mientras se le van moviendo sus patas explica que así los niños aprenden a mirar hacia atrás sin golpearse con algún objeto ubicado al frente.

“Me especializo más bien en juguetes para niños. Podría hacer juguetes más sofisticado para colección, pero yo soy un bebé por dentro. Yo soy bien mono y me bajo al nivel de los nenes, me siento en el piso con ellos, juego con ellos y me fui por esa parte”, dijo con particular emoción.

Cardona Rodríguez está certificado como artesano en el Instituto de Cultura Puertorriqueño desde hace cinco años. Pero solo hace poco más de un año comenzó a hacer juguetes.

Empezó su labor artesanal realizando “pirograbados”, un arte en el cual se quema la madera. Pero, “quería algo más dinámico”. Fue entonces que conoció  a Ramón “Geppetto” Igartúa Martínez, mientras el maestro artesano presentaba sus juguetes de madera en el Paseo de la Princesa.

Fue, de hecho, el fenecido “Geppetto” quien le orientó para comprar todos los equipos necesarios para comenzar a hacer juguetes.

“Al cabo de un año logré comprar el equipo y empecé a hacer juguetes bien fáciles: carritos, guagüitas. Con el tiempo empecé a buscar más ideas por internet. Conseguí una gente que vende planos y los compré y tengo el derecho de poderlo hacer en masa y venderlo. Así hago los avioncitos. Las botitas (para que los niños aprendan a amarrarse los zapatos) fue una idea que vi en las redes, y así fue que empecé, como un hobby”, expresó en su taller, ubicado en el patio de la casa de su suegra en una urbanización de Bayamón.

Ese entretenimiento que ha adoptado le sirve para sacar todo el “stress” que sufre en su trabajo regular, el cual está ligado al campo de la informática. Pero, lo más que le atrae al artesano es “ver la satisfacción de los niños. Eso me llena”.

La razón por la que Cardona Rodríguez prefirió hacer juguetes de madera es porque trascenderán “generaciones. Van a durar y durar por mucho tiempo”.

La madera, según contó, “es uno de los elementos de la naturaleza de lo más fuerte que viene. La madera resiste y es bien moldeable”. 

Sus juguetes están hechos, principalmente, con madera de pino, pues le permite dar sus artículos más económicos. Sin embargo, también los hace en cedro, caoba, guayacán y otros tipos de madera.

Para cuando Cardona Rodríguez empezó a presentar sus creaciones en las ferias, Igartúa Martínez había fallecido. Sin embargo, la viuda, Maribel, los observó durante un evento de artesanía y le dio los derechos para continuar replicando la obra que realizaba el famoso “Geppetto”.

Actualmente, está concentrado en replicar una mariposa movible que el maestro artesano realizaba.

“Se me ha hecho difícil ponerla a funcionar”, reconoció Cardona Rodríguez, al destacar que está dispuesto a enseñar a otras personas a hacer juguetes. 

También intenta realizar un tren y un caballo de madera particular que vendía Igartúa Martínez.

“Ser artesano de juguetes, yo creo que lo voy a seguir haciendo hasta que pueda, hasta que la vida me permita, hasta que Dios me deje hacerlo, porque me entretiene. O sea, yo estoy loco a que llegue un sábado para sacarme ese ‘stress’ del trabajo en los juguetes. Me gusta, me gusta. Se vendan o no se vendan, me gusta hacer juguetes”, manifestó.

Tanto le fascina su “hobby” que ha logrado que toda la familia lo ayude en la tarea.

“Yo, como siempre estoy inventando, mi esposa (Rosa Colón Hernández) siempre me ayuda en todo. Ella pinta, mi suegra pinta, pega. Hacemos de todo, lijamos. Pues, se ha convertido en algo que la familia me dice: ¿Cuándo vamos a hacer juguetes? Nos entretenemos, de verdad, todos y cuando vamos a las ferias vemos la satisfacción (de los niños y padres) y nos llena mucho”, expuso. 

Son pocas las ferias de artesanías a las que Cardona Rodríguez puede ir a presentar su obra. Solo acude a “dos o tres” al año. Principalmente, vende sus productos contactados por Facebook “miartesanopr” o por su página cibernética miartesanopr.com. También se le puede contactar al 787-365-6905.

Fuente: Primera Hora / 18 de diciembre 2019

Deja un comentario

doce + seis =