Isán Díaz se Sintió “en Otro Nivel”

En el vuelo de más de cuatro horas hacia Nueva York, donde debutaría en las Grandes Ligas con los Marlins de Miami, el bayamonés Isán Díaz meditó sobre cómo quería llevar ese día de debut, cómo actuar, y cómo se sentiría su familia al verlo al fin jugando en las Mayores.

Pero lo que finalmente sucedió quizás nunca se le hubiese ocurrido al mejor guionista: durante su tercer turno en su debut anteayer, le pegó un cuadrangular al Cy Young de la Liga Nacional, Jacob deGrom, de los Mets, como su primer hit en las Grandes Ligas mientras su familia era entrevistada por televisión.
Ha sido algo increíble para mí. Le doy las gracias a Dios que mi familia y mis amigos pudieron tener esa experiencia”, dijo Díaz desde Nueva York ayer a Primera Hora.

“En los primeros dos turnos (ante deGrom) estaba bien enfocado y me sentí en otro nivel mentalmente. Nunca me había sentido así en liga menor. Sabía que en algún momento le iba a dar con buen contacto. y sabía que era jonrón desde que salió. Cuando corría las bases y vi a mi familia allá arriba iba con una emoción tremenda”, recordó el bayamonés de 23 años.

Su padre, Raúl Díaz; su madre, Delsa Santana; su hermano Raúl Jr.; su hermana Radeliz y su abuela Carmen Batista, además de varios amigos, presenciaron el momento, y Díaz padre interrumpió la entrevista que le hacían para gritar al ver el batazo de su hijo.

El bateador zurdo, que se mantuvo destrozando la bola a nivel AAA con los New Orleans Baby Cakes, dio crédito a sus coaches allá porque, dijo, estuvieron todo el año preparándolo para las Mayores. Con ellos, bateó .305 con 26 jonrones y 21 dobletes y 70 empujadas en 102 juegos.

Clave la liga invernal

Díaz agregó que la experiencia con los Gigantes de Carolina en la pelota invernal fue clave, porque dijo que cuando llegó al ‘spring training’ este año, se sentía listo, lo que le dio ventaja sobre sus compañeros.

“Fue una experiencia importante porque en mi carrera fue la segunda vez que pude jugar en la Isla y eso me puso en otra posición. Cuando llegué a ‘spring training’ no tuve que hacer gran cosa para ajustarme al ‘timing’ y al ‘feel’ de los pitchers. Ya estaba adelantado. Pienso regresar este año”, afirmó.

En cuanto al intermedista Starlin Castro, quien se veía por algunos como un impedimento para que Díaz subiese al equipo grande, dijo que “nos llevamos súper bien y es un caballete. Nos comunicamos y hablamos mucho sobre el juego. Tenemos amistad y vamos a jugar juntos y a ganar”.

Y por el momento “mi pensamiento es quedarme aquí y voy a hacer el máximo para quedarme. Si algo sucede y hay que virar a Triple A jugaremos fuerte y seguiremos trabajando para regresar”.

Editado.

Fuente: primerahora.com / 6 de agosto de 2019

Deja un comentario

diecinueve − 1 =