Emotivo Concierto de Kany García en la Cárcel de Bayamón

A un día de celebrarse la Nochebuena, la rutina que las confinadas en el Complejo de Rehabilitación Para Mujeres ubicado en Bayamón siguen al pie de la letra cambió drásticamente. En vez de realizar sus tareas acostumbradas, se prepararon para disfrutar de una velada a la que pocas veces tienen acceso, un concierto con la cantante Kany García y sus músicos.

Cerca de las 7:00p.m., 260 féminas que cumplen sentencias o que se encuentran sumariadas, fueron escoltadas a la cancha del complejo correccional para acomodarse en las gradas y disfrutar del regalo que la intérprete ganadora de premio Latin Grammy tenía para ellas.

“He ofrecido múltiples conciertos este año, pero sin duda este es el que más nerviosa me tiene. Es el más importante, lo digo sinceramente. Es algo que quería hacer hace mucho tiempo y qué mejor manera de celebrar la Navidad y regalarle a quienes están aquí un poco de música para que la disfruten, para que se sientan libres aunque sea por un rato”, expresó García en un aparte con El Nuevo Día minutos antes de comenzar el concierto.

Junto a ella estaban algunos miembros de su equipo de trabajo, su pareja Jocelyn Troche y el director musical de su banda Marcos Sánchez, quien se ocupó de escoger el repertorio junto a la cantautora y de adaptar las melodías al sonido que proveía el espacio.

Kany escogió “Cuando se va el amor” para iniciar el recital.

Era una audiencia distinta; las reclusas fueron acomodadas según los modulos a los que pertenecen, máxima seguridad, custodia mediana y sumariadas, pero por un rato eran un solo coro atento que cantó con la artista cada uno de los temas. En muchas ocasiones hubo lágrimas, miradas de complicidad y aquellas a las que evidentemente una de las canciones les evocó un recuerdo o las transportó a un espacio que quizás no existe.

“Hay veces como hoy en que esto acústico, sin muchos efectos y de manera sencilla, nos permite tener una conexión y quiero que hoy se conecten, que sientan que la libertad es algo que vive dentro de ustedes. Podemos estar en un bote en el medio del mar o como muchos que viven en un penthouse en Manhattan y no se sienten libres. Quiero que la música les permita eso, si me lo permiten”, comentó García.

Siete músicos dirigidos por Sánchez le acompañaron en temas como “Para volver a amar”, “Alguien”, “Que te vaya mal”, “Confieso” y “Hoy ya me voy”. Todos fueron coreados de principio a fin por la audiencia, quienes además le gritaban palabras como “Te amo, Kany” o “Gracias, Kany”.

Para el cierre, la artista solicitó que le acompañaran para entonar un medley navideño que incluyó “El Jolgorio”, “La botellita”, “Traigo esta trulla” y “Dame la mano, paloma”. Tan pronto como identificaron las primeras notas de tan conocidas melodías, las confinadas saltaron de sus asientos y hasta la que más reflexiva había permanecido comenzó a disfrutar.

Tras despedirse y agradecer, Kany complació la petición de varias de ellas e interpretó varias estrofas de “Amigo en el baño” y se acercó a los distintos grupos para hacerse fotos. Luego recibió una planta de girasol cultivada en el huerto que atienden las confinadas y un bolígrafo grabado con su nombre realizado por los confinados de la cárcel donde residen los varones, quienes según el secretario Rivera Juanatey al enterarse de la visita quisieron enviarle el obsequio.

Editado.

Fuente: El Nuevo Día / 23 de diciembre 2019

Deja un comentario

16 + diecinueve =