José Berríos Busca Consolidarse Como Uno de los Mejores Lanzadores en las Grandes Ligas

Como si estuviera lanzando una curva o un cambio de velocidad en conteo de tres bolas y dos strikes, el boricua José Berríos no es tímido a la hora de hablar sobre sus metas para la próxima temporada con los Mellizos de Minnesota.

Después de una campaña con récord de 12-11 y una efectividad de 3.88 en 32 aperturas, y una invitación a su primer Juego de Estrellas, el derecho bayamonés ha puesto la vara un poco más alta para su cuarta campaña en momentos que se perfila como el as de la rotación.

Y lo dice con una enorme confianza y seguridad, algo no muy común en un joven de 24 años que apenas comienza su tercera campaña completa y que desea consolidarse como uno de los mejores lanzadores en las Grandes Ligas.

“Quiero ganar 20 juegos lo que sería una gran hazaña para mí como lanzador y quiero hacer de nuevo el Juego de Estrellas, lo que sería una bendición”, indicó Berríos a El Nuevo Día en el CenturyLink Sports Complex en Fort Myers. “También quiero ayudar al equipo a llegar a los playoffs. Eso me daría una gran satisfacción, y si podemos ganar la división, pues mejor”, abundó.

“Ya con los años que llevo aquí, desde el 2016, eso me ha ayudado en cuanto a la experiencia y he adquirido los conocimientos. Yo me preparo para competir contra los mejores y quiero ser uno de ellos”, apuntó.

Altas y bajas en el 2018

Berríos reconoció que la pasada temporada fue una de altas y bajas, tanto para él como para el resto del equipo. Luego de alcanzar la postemporada en el 2017 como comodín, los Mellizos dieron un paso hacia atrás al terminar con marca de 78-84, rezagados en la lucha por el título de la División Central y en la batalla por los comodines.

Inclusive, el tirador derecho gozó de una sólida primera mitad (9-7, 3.68 ERA), pero luego del receso del Juego de Estrellas consiguió récord de 3-4 en 12 aperturas. La inconsistencia se debió mayormente a la falta de apoyo ofensivo de los Mellizos.

“Comencé bien con nueve victorias y luego gané el primer juego de la segunda mitad y después no pude ganar más juegos. Fue un año fuerte porque las cosas no salieron como hubiese querido”, explicó. “En la segunda mitad muchas cosas me trabajaron mentalmente, pero seguí batallando y pude terminar fuerte con 12 victorias. Ahora estamos listos para el próximo año”.

Berríos espera que los Mellizos puedan retomar el camino del éxito con la llegada de refuerzos como el toletero Nelson Cruz, además de evitar las lesiones.

“Es un nuevo año. Es un grupo joven, pero con mucho talento, y también tenemos varios veteranos como Nelson Cruz. Estoy bien entusiasmado por ver lo que podemos hacer dentro del terreno de juego. Ahora nos toca a nosotros ejecutar y tener un año divertido”, aseguró.

Listo para negociar

Berríos, por su parte, indicó que no ha dialogado aún sobre una posible extensión con la gerencia de los Mellizos, que recientemente ataron a dos de sus valores jóvenes Jorge Polanco y Max Kepler.

“Uno siempre está dispuesto a escuchar. Llevo apenas dos años completos enseñándoles de que puedo lanzar. Eso me da la oportunidad de demostrarles el calibre que tengo como lanzador y sube mi valor. Este es un negocio, ellos velan por su negocio y yo por el mío. Pero si hacen el acercamiento estaría dispuesto a escucharlos”, señaló el puertorriqueño, que será elegible a arbitraje salarial en el 2020.

Editado.

Fuente: elnuevodia.com / 21 de febrero de 2019

Deja un comentario

diecisiete + 12 =