José Berríos no se Arrepiente por su Decisión

El lanzador derecho fue enviado a las Menores, pero aseguró que no se arrepiente de haber lanzado en el Clásico Mundial de Béisbol

El hecho de haber representado a Puerto Rico en el Clásico Mundial de Béisbol le pasó factura a José Berríos en Minnesota.

Sin embargo, el lanzador derecho aseguró no arrepentirse de ello ni tampoco preocuparse por comenzar la temporada 2017 en las Menores.

Berríos perdió la oportunidad de ocupar un puesto en la rotación abridora, luego que los Mellizos lo enviaran a Rochester Red Wings, equipo filial en Triple A. Lo mismo le pasó al lanzador José De León, con los Rays de Tampa Bay.

“Jugar por Puerto Rico es un honor; me hace sentir muy orgulloso”, expresó Berríos el sábado en declaraciones al periódico St. Paul Pioneer Press. “Yo sé que este es mi equipo (Minnesota), que es mi trabajo. Este fue el equipo que me seleccionó. Con el que voy me voy a formar, pero tú no juegas por Puerto Rico todos los días o todos los años. No es así”.

El bayamonés de 22 años tuvo dos salidas en el Clásico – una de ellas como abridor frente a Italia – donde acumuló marca de 1-0 y efectividad de 8.10. En seis y dos tercios de entrada permitió tres hits, seis carreras limpias y dos jonrones. Además, otorgó dos bases por bolas y recetó 10 ponches.

Pero mientras vestía el uniforme patrio y lucía ante el mundo, los lanzadores Tyler Duffey y el dominicano Adalberto Mejía se quedaron con el puesto cinco y seis en la rotación. Antes del Clásico, el dirigente de Minnesota, Paul Molitor, avisó que al ver limitada sus opciones de evaluarlo le daría oportunidad a otros lanzadores.

“Entiendo que la decisión de jugar por Puerto Rico quizá afecte mi oportunidad de hacer este equipo, pero, al final del día, no cambiaría nada. Si lo tengo que hacer de nuevo, lo haría”, subrayó Berríos.

A finales de febrero y principios de marzo, Berríos tuvo dos apariciones sobre el montículo en los campos de entrenamiento primaveral de Minnesota acumulando efectividad de 2.25. En cuatro episodios completos apenas permitió una carrera y ponchó a seis bateadores.

Se espera que la estadía en Triple A sea corta, ya que el cotizado serpentinero no tiene nada que probar allí. En 30 aperturas durante las últimas tres temporadas, acumula récord de 16-8, 2.79 de efectividad y 211 ponches.

“Me siento más cómodo y tengo más confianza”, aseguró Berríos. “Creo que eso tuvo que ver con lo del año pasado. Esos innings que lancé en las Grandes Ligas me ayudaron mucho. Simplemente que tengo que seguir trabajando”.

Berríos debutó el pasado año en las Grandes Ligas donde cerró con marca de 3-7 y efectividad de 8.02.

El egresado de la Escuela Superior Juan XXIII, de Bayamón, tiene pautado lanzar el miércoles con Rochester en lo que será su regreso a la loma tras el Clásico, donde Puerto Rico revalidó la medalla de plata.

Fuente: El Vocero / 28 de marzo de 2017

Deja un comentario

3 − dos =