Los ‘Tres Reyes del Cuadro’

Lo que parecía un sueño, de ver juntos a un Carlos Correa, Francisco Lindor y Javier Báez, hoy es una realidad.

Sobre el papel era un sueño poder verlos jugar juntos. Pero ya es una realidad, y desde hoy Puerto Rico podrá ver a sus ‘Tres Reyes del Cuadro’ en acción en el campo.

La hambrienta fanaticada boricua anhelaba ver la magia de los guantes de Francisco Lindor, Javier Báez y Carlos Correa al realizar dobles matanzas o atrapadas escandalosas por el aire que hacían recordar las increíbles jugadas de los inmortales Roberto Alomar y Roberto Clemente.

El partido de exhibición contra los Gigantes de San Francisco, donde el trio ejecutó sendas jugadas defensivas, será puesto a prueba oficialmente desde hoy cuando la novena boricua debute ante Venezuela en la primera ronda del Clásico Mundial de Béisbol.

“Súper chévere. Es impresionante la química que tenemos ya desde temprano y lo contento y ansioso que estamos por empezar a jugar en el Clásico”, expresó Lindor, quien el miércoles realizó una doble matanza magistral junto a Báez y T.J. Rivera, que cubría la primera base.

“Correa y Báez se ven bien ‘fildeando’ y para mí es una bendición (jugar juntos); un sueño hecho realidad, aunque esa realidad no está hecha hasta que ganemos, con el favor de Dios”, agregó el que será el campo corto oficial de Puerto Rico, a pedido especial de la organización de los Indios de Cleveland.

Por su parte, Báez, quien estará defiendo la segunda base, reconoció que la fanaticada espera mucho de ellos, sobre todo, a nivel defensivo.

“Se supone que no pase ninguna bola, pero, obviamente, hay que dar lo mejor de uno. Vamos a ver qué pasa cuando empecemos a jugar”, dijo sonriendo.

De paso, el ganador de una sortija de Serie Mundial con los Cachorros de Chicago en la temporada 2016 confesó que le ha dado varios consejos a Correa sobre cómo jugar en tercera base.

El pasado año, Báez disputó varios encuentros en la antesala, pero para el campo corto de los Astros de Houston es un rol completamente nuevo.

“Hemos hablado de cómo se juega tercera, pero no tengo mucho que decirle porque no hay mucha diferencia con el ‘siore’. Lo único que le he dicho es que tiene que esperar para atacar la bola porque puede llegar un poquito más rápido”, señaló el bayamonés.

Entretanto, Correa aseguró estar a gusto en su nueva posición.

“Siento que es lo mismo; lo único que cambia es el ángulo de tiro”, reconoció el santaisabelino de 22 años en un aparte con EL VOCERO, quien contra San Francisco lució como todo un veterano al realizar una estupenda atrapada por el aire en la cuarta entrada.

“En tercera te llega más rápido porque estás al frente y el ángulo del bate es diferente cuando batean a tercera. Además, no estás viendo los pitcheos que el lanzador va a tirar porque no estás viendo las señales del cátcher, pero es una adaptación que se me va a hacer rápido”, explicó el Novato del Año 2015 en la Liga Americana al señalar que apenas pudo practicar con Houston en dicha posición.

Con estos expedientes, Puerto Rico sin dudas cuenta con una barricada interior que se extienda hasta el próximo Clásico Mundial. Pero ojo: no tan solo por la presencia de Lindor, Báez y Correa, sino también porque jóvenes promesas del béisbol boricua, como Isán Díaz y Edwin Ríos, quienes recibieron la oportunidad de practicar y jugar con la novena boricua en Arizona, y ya comienzan a despuntar para ser el relevo de estos bautizados ‘Tres Reyes del Cuadro’.

Fuente: El Vocero / 10 de marzo de 2017

Deja un comentario

14 − 7 =